sábado, 30 de junio de 2012

Medidas sobre educación: el guachimán se moja

   Hállome en estas horas de madrugada pegado al ordenata y me encuentro con dos noticias sobre importantes medidas en educación: los requisitos para conservar las becas universitarias y el establecimiento de reválidas en primaria, ESO y bachillerato.  En lo que se refiere a la conservación de las becas, lo que propone el Gobierno es un endurecimiento de las condiciones en general, con una medida puntera: la obligación de devolver el importe de la beca salario para los alumnos que no aprueben al menos el 50% de las asignaturas. En lo concerniente a las reválidas, vienen acompañadas de otras medidas, como el adelantamiento a 3º de ESO del itinerario que orienta hacia la FP y la diferenciación en 4º de dos reválidas: la que abre la puerta a la FP y la que conduce al bachillerato. Sabéis que no soy un admirador del PP, y menos, con los guantazos e injusticias que últimamente está repartiendo este partido, pero voy a decir que estoy muy de acuerdo con estas dos medidas, porque son, por primera vez en muchos años, planes concretos que pueden resultar eficaces de cara al famoso esfuerzo, tan cacareado por muchos y tan pedorreteado casi por los mismos, y además, porque tal vez con políticas así podamos llegar un día a dejar de ser el país hecho a la medida de los mediocres en que últimamente nos hemos convertido. Señores: a esforzarse todos, y a recibir cada cual frutos sanos o podridos según la medida de su esfuerzo.  
   En lo referido al endurecimiento para conservar las becas, me ha parecido lo natural desde que era pequeñito, tal vez sea porque estudié mis cuatro últimos años de bachillerato becado en universidades laborales (uno en Cheste y tres en Córdoba), y allí a nadie se le pasaba por la imaginación que pudiera ser de otro modo: al que suspendía una, se le echaba, y lo único que hacíamos quienes continuábamos era añorar a un compañero, jamás quejarnos melindrosamente de falsas injusticias: las reglas del juego eran así y había que cumplirlas. Quiero decir de todo corazón una cosa: cuando veo ahora a alguno de estos alumnos fulleros y/o quejicas que tanto abundan hoy en nuestros centros, siempre pienso lo mismo: ¡qué mal lo habrías llevado tú en la laboral! ¡Los primeros en despreciarte habrían sido tus propios compañeros! Aclararé también que se me caen los dientes de la risa cuando alguien esgrime ese embuste de que estas medidas perjudican a las clases más desfavorecidas: "¡Ah, oh, ah, horror, CLASISMO!", claman los demagogos que han hundido a la enseñanza desde acartonados y supuestos púlpitos progresistas; lo digo porque yo soy hijo de un camarero, y ya podéis imaginaros que mis compañeros de la laboral eran potentados y marqueses de similar vitola. Pues bien; este hijo de camarero se hizo los cinco años de su primera carrera también con esa beca y sin suspender jamás una asignatura en junio: no tenía coche ni lo añoraba, su beca le daba para muy poco y a menudo salía a pasear con las ocho pesetas para el billete de vuelta del metro, pero ni una vez se le ocurrió clamar contra la perversa sociedad injusta por no permitirle tirarse a dos años por curso: estos planteamientos son ridículas perversiones y aún diré que veinte años de LOGSE nos han demostrado todo lo contrario: que en educación, no hay nada más clasista que la molicie. Puede que haya alguno que piense: "Claro, pero, mientras hacías esa carrera, ¿trabajabas?" a esto responderé, primero, que una beca se da precisamente para librarte de la servidumbre del trabajo (la beca-salario son 6.000 euros, ya te vale); segundo, que no, que, en efecto, entonces no trabajaba, pero después, ya sin becas ni becos, me saqué una oposición de EGB, me hice una segunda carrera (me bastó con hacer los dos cursos de segundo ciclo, a curso por año) y me saqué una segunda oposición para pasar a secundaria, todo esto, trabajando, colaborando en la atención de mi casa y mis hijos y sin una sola concesión por parte de mis empresas. Supongo que los que hayáis leído esto de manera sana habréis entendido muy bien que, aunque me muestre orgulloso, mi intención no ha sido la de colgarme medallas, sino la de refutar esa estupidez de que la exigencia en las becas es clasista, desde una perspectiva que considero muy valiosa: la de la propia experiencia. Solo espero que, en esta España de la picaresca, la administración sepa proteger a los profesores de las presiones de los alumnos que vean peligrar sus becas por haber suspendido, presión que estoy convencido de que se dará, porque ya existe, aunque, de momento, como chantaje moral.
   ¿Qué decir acerca de las reválidas? Si esto se hace bien, por fin tendremos un elemento que ponga orden en la enseñanza y que acabe con la aberración del aprobado regalado, una de las causas más activas del fracaso escolar y de los malos resultados que a menudo obtiene España en las pruebas internacionales. Esta es quizás la mayor lacra que ha traído la filosofía LOGSE, con los nefastos resultados ya comentados, pues se ha enseñoreado de los centros durante años. El profesorado se ha acostumbrado a aprobar por sus méritos  a los alumnos que estudiaban y a regalar el aprobado a los que no, para no alcanzar unas estadísticas de suspensos demasiado feas, no fuera a haber problemas; el alumnado, conocedor de este miedo de quienes debían evaluarles (y evaluar es valorar los conocimientos alcanzados, no poner notas sin demasiado criterio), se ha acostumbrado a la comodidad, a no estudiar mucho, a no preocuparse por merecer el aprobado, convencido de que muchos profesores, ante la proliferación de suspensos, ya bajarían las pruebas hasta niveles sonrojantes o, simplemente, al final convertirían en cincos lo que eran cuatros, treses y hasta doses, que mucho podría decirse acerca de esto. ¡Qué guays se han ido haciendo a medida que la LOGSE iba calando una parte demasiado amplia de los profesores! ¡Qué fascistas hijos de puta hemos pasado a ser los que corregíamos mirando los exámenes y el trabajo, y no las estadísticas o las memeces que se segregaban desde los departamentos de orientación y los equipos directivos, cada vez más aficionados al cómodo buen rollito! Y todavía más: ¿a qué no sabéis a por quiénes van preferentemente los miembros de la autodenominada Inspección Técnica Educativa cuando trincan la espingarda y salen de caza? ¡Justamente, a por los fascistas hijos de puta, que colgar en el salón una de estas cabezas parece que engrandece el currículum! Y mientras, todos los marcadores señalando durante años que la enseñanza se hundía y se hundía. Ahora que he mencionado a los inefables departamentos de orientación: ¿Habéis visto la sandez que se marca en el artículo enlazado José Gimeno Sacristán, cuya página en Wikipedia está borrada por él mismo? ¿Pero todavía está este señor con el rollo de la segregación? ¿Cómo puede decir que no se gana nada con estas medidas (y sin siquiera haberse puesto en marcha), acaso se ganó mucho con su LOGSE? Concluyo: lo bueno que tendrán las reválidas es que, como pruebas externas que son, nos van a obligar a ponernos las pilas a los centros y a los profesores: se acabó el perder el tiempo y el regalar aprobados, porque luego vendrá la reválida y podrá ponerte en evidencia; se acabó el no dar el programa o darlo de aquella manera: a tomarse las cosas en serio todo el mundo. Y se acabó también eso de la selectividad, que tampoco se sostenía mucho.
   Resumiendo en un par de líneas: la primera de estas medidas obligará a los universitarios a espabilar y evitará que entre todos paguemos carreras inviables; la segunda acabará con el aprobado regalado y nos obligará a hilar fino a profesores y centros. Proyectos así no pueden sino ser aplaudidos.  

jueves, 28 de junio de 2012

El poder judicial también canta

   A rebufo del caso Dívar, están saliendo noticias acerca de los usos del Consejo General del Poder Judicial y se comprueba que no era solo Dívar, sino que hay algunos más entre sus miembros que padecen un furor viajero que los ha llevado a sitios tan exóticos como la Patagonia y Colombia o China y Australia, ubicuidad que los pone a la altura del mítico Capitán Tan, aunque sospecho que este valeroso aventurero se alojaría en una tienda de campaña, y no en establecimientos que elevasen las facturas a cifras de hasta 10.000 euros.
   Entre estos viajeros figura Fernando de Rosa, actual presidente en funciones del CGPJ, quien en 2011 viajó dos veces a la Tierra del Fuego, o sea, un lugar al otro lado del mundo. El nombre de este juez aparece hoy en otra noticia, cuya lectura recomiendo. Todos sabemos que uno de los peores defectos que puede tener la justicia es la lentitud y que la española esta seriamente aquejada de este mal. El caso de Carlos Fabra es uno de los que muestran más claramente los notorios perjuicios que la lentitud produce en la justicia. Acusado de graves delitos desde 2003, este personaje aún no ha sido llevado a juicio, a base de dilaciones y dilaciones. Hoy, 28 de junio de 2012, nos enteramos de que Jacobo Pin, el actual y décimo instructor del caso, lo tiene a punto para llevarlo a juicio, pero ha tenido que pedir amparo al CGPJ porque Carlos Domínguez, presidente de la Audiencia de Castellón, ha paralizado el proceso de forma anómala. Carlos Domínguez es amigo personal de Carlos Fabra. En 2008, para ser reelegido en su puesto, Carlos Domínguez contó con el apoyo de... Fernando de Rosa. Permanezcamos atentos a la evolución del caso Fabra, tal vez resulte que acabemos todos deseando irnos a la Patagonia.

miércoles, 27 de junio de 2012

República bananera

   Una de las preocupaciones mayores de este guachimán y a la vez una de las aberraciones más tremendas que nos amenazan desde hace meses es la intención de Sheldon Adelson de instalar en España sus más que dudosos negocios. A pesar de que los medios de comunicación han señalado tanto la escasa fiabilidad de Eurovegas y sus responsables como la insolencia con que se proclama que el proyecto requeriría ser eximido de cumplir muchas y muy importantes leyes españolas, aquí nadie con capacidad de hacerlo ha dicho una sola palabra en el sentido de detener semejante desmán. Suma y sigue: hoy mismo, hemos visto a un representante americano decir que cuentan con que la banca española les dará crédito y a Esperanza Aguirre que, si se tercia, la ley antitabaco no afectará a Eurovegas. ¿De verdad esa banca cuyos pecados estamos pagando todos los españoles va a dar crédito alegremente a Eurovegas? ¿De verdad va Esperanza Aguirre a saltarse porque sí una ley nacional para favorecer a Eurovegas? ¿Podemos ya decir abiertamente que España se ha convertido en una república bananera? Eurovegas tiene todo el aspecto de ser un negocio que solo beneficiará a sus creadores,  quienes, de lo que va saliendo, puede colegirse claramente que mienten en las cantidades de puestos de trabajo que prometen. Además, estos serían, con toda seguridad, empleo basura.
   Los políticos que apuestan abiertamente por este proyecto deberían saber ya que no están  legitimados para cualquier cosa y también sería bueno que la corona, el gobierno central, la justicia, los sindicatos y todos los partidos se pronunciasen claramente acerca de un asunto que está demostrando que en España no imperan las leyes, sino la santa voluntad de los poderosos. Con todo lo que está cayendo, no es bueno que el sistema siga perdiendo credibilidad. Cualquiera podría objetarme que los grupos políticos ya se han pronunciado, pero, sinceramente, todo el que conozca un poco las claves de la comunciación política entiende enseguida que las declaraciones de la noticia que enlazo animan más al desasosiego que a la confianza. Por lo que se refiere al PP, decir que su actuación y la pretendida aportación de un 66% de crédito de la banca española es solo apoyo institucional representa, sencillamente, insultar a la ciudadanía. En cuanto a UPyD, ni siquiera acierta a aparentar que nada y guarda la ropa cuando su representante, Ramón Marcos, se engolfa en consideraciones que no vienen a cuento acerca de que ellos "no se oponen a una iniciativa empresarial", principio que a lo mejor está pesando demasiado en la preceptiva de este partido. Por último, están IU y el PSOE, partidos que, por el ideario democrático que se les supone, ya hace tiempo que, en este asunto, deberían estar haciendo muchísimo más que soltar tópicos cuando se les pone delante un micrófono, porque esto -y ellos lo saben muy bien- representa un silencio cómplice mientras dejan hacer a Sheldon Adelson y los grupos que en España le sirven de cobertura. 

lunes, 25 de junio de 2012

Buenas noticias

   Quien más quien menos, aquí todos sabemos que la crisis que nos aprieta tiene tanto de política como de económica o tal vez más, porque ha venido en gran parte (o en su totalidad) por razones como haber llevado nefastas políticas económicas, medioambientales o de vivienda; haber favorecido los políticos con sus políticas a sus amigos los banqueros y las grandes fortunas y empresarios; haber despilfarrado los políticos el dinero de todos en su propio beneficio o haberse lucrado los políticos con su corrupción. Siendo así, las soluciones solo podrán ser válidas cuando presenten respuestas políticas tales como la reclamación de responsabilidades políticas y económicas, si es necesario, penalmente; la creación de un marco político que haga inviables los abusos de quienes algún día llegan a dirigentes y administran el dinero de todos; el reparto justo de las cargas de la crisis o la resolución de esta mediante un gran acuerdo de todos los sectores sociales, económicos y políticos. Sé que me dejo muchas cosas, pero este es un asunto ya muy trillado y de lo que quiero hablar es de algo distinto: de que, últimamente, están llegano noticias esperanzadoras en el ámbito de la implantación de la racionalidad en nuestra vida política y espero que la cosa vaya en aumento... y en serio.
   -Buena noticia fue la dimisión de Dívar, porque lo que hizo no podía quedar en nada. Sería mejor noticia aún que la justicia abordase una profunda reforma en España, porque no hay verdadera democracia sin una justicia eficaz y rápida, y todos sabemos de qué pies cojea la nuestra. Recuerdo un dato: que nadie olvide que, en el pleno del CGPJ que se celebró el 24 de mayo, mientras que cinco vocales pedían la dimisión de Dívar, la de José Manuel Gómez Benítez, su denunciante, fue reclamada por siete. Aún hay aquí mucho que arreglar.
   -Buena noticia es que Interior haya advertido a Bildu que su documental enalteciendo a ETA puede costarle la ilegalización. El ayuntamiento de San Sebastián le había dado 9.000 euros de los de todos como subvención a no quiero imaginar qué engendro. Hay que vigilar muy de cerca a esta gente, porque los años en que fueron legales e hicieron lo que les daba la gana fueron nefastos, la historia no miente.
   -Buena noticia es que Anticorrupción haya presentado una querella contra unos cuantos exejecutivos de Novacaixagalicia, ya sabéis, de esos que tenían unas jubilaciones insultantes por haber llevado a la ruina una institución bancaria de las que ahora rescatamos entre todos. Aquí tenéis a dos en una foto:

:
   Se trata de los señores José Luis Pego (18 milloncejos) y Javier García de Paredes (5'3 milloncetes), ¿seguirán riéndose así dentro de una semana? Buenísima noticia sería que todos los ejecutivos bancarios como ellos pasasen por los tribunales, y los que correspondiera, por el estaribel. ¡Ah!, y que devolvieran la pasta.
   -Buena noticia es que vaya quedando cada vez más clara la financiación ilegal del PP, no solo por la razón obvia de que los delitos deben perseguirse y castigarse, sino por lo mucho que este partido está cargando la mano contra los derechos de la ciudadanía en su supuesta lucha contra la crisis. Particularmente abominable es el caso de las comunidades de Valencia y Madrid, puntas de lanza en el aporreo de colectivos, especialmente, el funcionarial: gobernantes envueltos en asuntos como los que están saliendo solo estarían legitimados para una medida: dimitir. Camps ya está frito, pero ¿a qué espera Esperanza Aguirre? La política que ha seguido en general y en los últimos tiempos en particular es tan desastrosa que alcanza cotas como la de ensañarse con colectivos ciudadanos, como el de los profesores. Hace nada ha anunciado otra medida que toma por sí sola: una rebaja de los sueldos de los funcionarios. La parcialidad discriminatoria con que gobierna Esperanza Aguirre tiene muy poca justificación en un país democrático, pero con un partido que parece estar envuelto en una trama de financiación irregular, carece por completo de legitimidad. Muy buena noticia sería que dimitiese esta señora. 

domingo, 17 de junio de 2012

Fusión flamenco-pop

   Me llega noticia de esta genial aportación al mundo de la música:
                                           http://www.youtube.com/watch?v=o6K9wiqdgkQ
   Sobresaliente, ¿no? ¡Cómo enriquecen las coreografías del final el lirismo del refinado texto!

sábado, 16 de junio de 2012

Y nosotros, ¿qué?

   A través de un comentario de Deseducativos, llego al blog de David Jiménez, que desconocía, donde encuentro este artículo: El triunfo de los mediocres, el cual  es de hace ya algunos meses y  parece haber cosechado un merecido éxito. Plantea la cuestión de que, en esta crisis, los españoles como sociedad hemos tenido también bastante culpa, factor que quizás se está dejando más de lado de lo que debiera. Es absolutamente cierto: podrá haber muchos elementos que hayan provocado nuestra postración actual, pero deberíamos reconocer que, de bastantes años a esta parte, en España hemos impulsado o dejado crecer unos valores colectivos y unos modelos que, ya por inanes, ya por inicuos, eran más adecuados para empeorar que para mejorar. Deberíamos reflexionar sobre ello, deberíamos identificar esos grandes errores y tratar de superarlos, y quizás tampoco vendría mal intentar averiguar cuándo, cómo y por qué se jodió España, por parafrasear la famosa frase de Vargas Llosa en Conversación en La Catedral

viernes, 8 de junio de 2012

Denuncia incongruente

   Los sindicatos nacionalistas ELA y CIG han denunciado a Rajoy, Zapatero y Aznar ante el Supremo como responsables del "mayor saqueo de España". En principio, esta noticia tendría que resultarnos satisfactoria a quienes pensamos que la actual crisis tiene unos responsables distintos de quienes la están pagando, porque resulta curioso que estemos donde estamos por la mala gestión de la banca, el desafuero inmobiliario, el gran pelotazo de sectores empresariales y financieros, la corrupción y la incompetencia y complicidad de los políticos pero que la solución sean recortes sociales, paro y ataques a los derechos de la ciudadanía. Tienen razón los de ELA y CIG: a nuestros dirigentes (a muchos) habría que pedirles responsabilidades, tal vez más allá de las políticas en las que ellos se escudan, que viene a ser como lavarse las manos ante los desmanes cometidos y largarse luego a ganar pasta en un consejo de administración.
   Ahora bien, se me ocurre una objeción: ¿no faltan nombres en esa denuncia? ¿No se echan de menos apellidos nacionalistas? En España llevamos muchos años en los que hemos presenciado episodios de desgobierno que tenían como fondo la permanente actitud cínica, ventajista, egocéntrica y destructiva de los nacionalismos, o en los que hemos visto que ese PP y ese PSOE ahora atacados por ELA y CIG sacaban adelante políticas que beneficiaban solo a determinadas comunidades bajo el chantaje que les imponían partidos como CiU o el PNV para ayudarles a mantener su mayorías. También está siendo notorio en los últimos tiempos un hecho: que el estado de las autonomías resulta caro y conflictivo, tal vez insostenible, que es fuente de mucha corrupción y que presenta inadmisibes asimetrías como el cupo navarro o los conciertos vascos, figuras recaudatorias de privilegio para estas comunidades y que, a decir de los expertos, si funcionasen para todas, harían de España un país más inviable de lo que últimamente está pareciendo. En estas condiciones, ¿no tendrían que estar también en esa denuncia nombres como Ibarretxe, Anxo Quintana, Carod, Artur Mas u Oriol Pujol, por citar solo a unos cuantos? Me vais a perdonar que hoy, al contrario de lo que suelo, no añada enlaces ampliadores, pero es que ando escaso de tiempo; de todos modos, buscad, que no os resultará difícil encontrar datos. Por ejemplo, ¿qué me decís de Ibarretxe? Un crispador, un sujeto siempre dispuesto a echarles un capote a los violentos, el artífice de aquella gran provocación desestabilizadora que se llamó plan Ibarretxe... ¿No se le ocurre a ELA que este señor también tendría algo de que responder? 
   Que el PNV y ELA están muy unidos es tan notorio como que algo parecido pasa entre el BNGA y CIG. Bien está que estos sindicatos vengan ahora pidiendo justicia, pero no deben caer en aquello tan castizo de "justicia, pero no por mi casa". Por lo demás, resulta cómico que estos señores tan nacionalistas vengan ahora quejándose "del mayor saqueo de España": ¿no habíamos quedado en que para ellos España era la miserable potencia opresora?

viernes, 1 de junio de 2012

Los profesores: nuevas propuestas para acabar con esa plaga

   A través de una amiga, me llega un artículo publicado ayer en "El País Internacional" titulado Mis hijos y el colegio español. Lo firma alguien llamado Giles Tremlett, quien parece disertar desde esa tribuna en calidad simplemente de padre de un alumno. Desde mi punto de vista, el artículo (leedlo y júzguelo cada cual como quiera) es una colosal mezcla de churras y merinas que demuestra un más colosal aún desconocimiento de la enseñanza y extrapola males particulares que sin duda existen a la condición de males generales. En esa extrapolación, una vez más, los profesores -esta vez, los de secundaria- salen señalados como unos canallas incompetentes, culpables ahora del desastre educativo  de nuestro país. La ignorancia y la visión simplista sobre la educación española son comprensibles en un padre, pero ya no lo son tanto en un medio como "El País", que me temo que obra de una forma muy artera al manipular la opinión "inocente" de este padre y tergiversar algunos de los males de la educación española para ocultar otros de mucha más envergadura, casualmente, los del bobo pedagogismo vacío que trajo esa LOGSE que este medio siempre ha defendido y que fue y sigue siendo la principal causa de los problemas más graves que sufre en la actualidad nuestra educación, tales como el fracaso escolar, el bajo nivel de conocimientos de un alto porcentaje de nuestros alumnos o el incivismo con que muchos salen de los centros, arropados por la permisividad "guay" de una filosofía educativa demencial. Para colmo, el artículo termina con estas edificantes palabras:     
   En el instituto de mis hijos corre una leyenda urbana sobre un profesor de matemáticas al que un grupo de chicos de 18 años indignados arrojó por las escaleras del metro de Madrid después de que hubiera suspendido a toda su clase de bachillerato, por lo que nadie pudo presentarse a selectividad. Después de las horas que he pasado preguntando a mis hijos cadenas montañosas, ríos y la tabla periódica, comprendo cómo se sintieron.
   Zapatero nos bajó los sueldos como miembros que éramos del apestado colectivo funcionarial; Esperanza Aguirre se encargó de estigmatizarnos como unos vagos que solo trabajamos 18 horas semanales; en Valencia, los políticos del PP han descubierto que el paraíso de honradez, buena gestión y prosperidad que ellos han dejado se mejora encerrando a los profesores en los centros en julio... Y ahora, los voceros de la secta pedagógica, que pontifican desde "El País", por boca de un papá enfadado, nos descubren la nueva fórmula: tire usted al profe por las escaleras del metro. Aquí cada día lo tenemos más claro: ¿ha visto usted un profesor? No lo dude: duro y a la cabeza.