lunes, 24 de agosto de 2015

¿Por qué precisamente las reválidas?

   Hace pocos días, nos enterábamos de que el ministro de Educación había cedido ante la heterogénea alianza de partidos, gobiernos, sindicatos y asociaciones contrarios a la LOMCE en una cosa: estaba dispuesto a aplazar la implantación de las reválidas. En la actual educación española, marca la pauta un hecho tan lamentable como incontrovertible: es muy fácil aprobar sin estudiar, lo que redunda de forma muy negativa en los conocimientos que acaban adquiriendo los alumnos. Siendo esto así, ¿por qué  se sacrifican precisamente las reválidas, que podrían ser un instrumento muy útil para obligarnos a todos -alumnos, profesores y padres (esos cada vez más abundantes que se descuelgan por los centros a presionar por el aprobado)- a ser serios y cumplir los programas? 
   La pregunta es esta: ¿quién teme a las reválidas? Si echamos un vistazo a los más furibundos críticos de la LOMCE (que no me cansaré de repetir que es mala, pero también lo es la LOE, de la que es una especie de refundición), habrá que concluir que sobre todo son los partidos nacionalistas, el PSOE y los partidos y sindicatos de izquierda, muy en especial, CCOO. ¿Y a qué viene ese temor? Da la impresión de que estos sectores políticos y corporativos tienen auténtico pavor a todo aquello que represente control y verificación de resultados, y no es difícil entender por qué: los nacionalistas, porque no quieren que quede en evidencia el empobrecimiento educativo a que se ha llegado en sus comunidades gracias a lustros de hacer hincapié en tendenciosos programas de adoctrinamiento centrado en sus propias fabulaciones; la izquierda de fundamentos logsianos, porque es la responsable -con su paidocentrismo, su empobrecimiento de los programas y su persecución de la exigencia- del ya largo desastre educativo español. Y, desde hace ya algunos años, a estos presuntos implicados se ha unido el PP, que también le ha cogido el gusto a eso de estigmatizar y obstaculizar la práctica responsable de la docencia. Así pues, no extraña que a todos estos actores les haya costado poco ponerse de acuerdo en eliminar las fastidiosas reválidas: siguen prefiriendo la demagogia estéril, el halagar al padre/cliente con aprobados fáciles y a menudo dudosos. Eso sí: cuando salen noticias como que, un año más, en 2015 nuestras universidades son irrelevantes en el ranking de Shangai, nos rasgamos todos las vestiduras, los primeros, los medios afines a estas corrientes políticas. Pero la frivolidad no suele dar buenos resultados, por eso pasa lo que pasa.
   (Quizás algunos hayáis leído una carta que me publicó el domingo "El País" sobre este mismo asunto. Este artículo es una formulación más explícita de lo que en ella se dice)

viernes, 7 de agosto de 2015

Ahora pasamos a publicidad

¿Interesado en cambiar de compañía telefónica? Pulse el enlace:

miércoles, 5 de agosto de 2015

ME COMUNICAN POR AQUÍ número 11 (5 de agosto de 2015)

    En el día de la fecha, me comunican  por aquí los siguientes asuntos:
1.- ¿Sabían lo importantes que son los astrocitos?  Pues en caso negativo, lean esta interesantísima entrevista a la investigadora Marta Navarrete y lo averiguarán. Y se enterarán de más cosas. Lean y saquen sus propias conclusiones: 
Marta Navarrete en ABC
    Mucho tenemos que mejorar en cosas tan importantes como el apoyo a la investigación científica o ciertas condiciones de trabajo.  
2.- Francisco Granados y el sistema Pujol. Resulta que Francisco Granados tenía una cuenta en Suiza, pero, por lo que le contó ayer al juez, no es de origen pecaminoso, sino que la abrió en 1994 con un dinerillo que le dio su padre. ¿No os recuerda esto a las fábulas de Jordi Pujol? A la hora de trincar, las diferencias, los nacionalismos y tal se diluyen, se acabará fundando una organización que se llame Chorizos Sin Fronteras, ya lo veréis. Leed las explicaciones que le da Granados al juez sobre ese dinero: de película de Torrente.
3.- Ahí le ha "dao", señor Rajoy. No puedo estar más de acuerdo con esta frase suya: "Nadie convertirá a los catalanes en extranjeros en su propio país". Esa sería la más brutal de las consecuencias de la insensatez que pretenden Mas y sus secuaces y la que por sí sola convierte las inadmisibles pretensiones nacionalistas en una aberración a la altura de un golpe de estado; que Rajoy manifieste con total determinación que no lo va a permitir, lo señala -en contra de las acusaciones del coro de grullas que oscurecen este asunto- como el que tiene las ideas más claras y sensatas en lo tocante al prusés. Harían bien en tomar nota sus adversarios, porque me temo que el andarse con frivolidades en esto le va a costar muchos votos a todo aquel que se lo permita.
4.- Abadía cisterciense de Cañas. Vuestro amigo el guachimán ha pasado este fin de semana por tierras de Burgos y La Rioja. Entre las muchas cosas extraordinarias que ha visto (sería muy largo hablaros de todas), le sorprendió particularmente el monasterio cisterciense de San Salvador, en la localidad de Cañas (La Rioja), aquí os dejo una foto de su iglesia:

    El monumento tiene muchas cosas interesantes, pero impresiona la más sencilla: el simple efecto de la luz a través de las losas de alabastro que cubren sus ventanales. Sería una tontería que intentase contaros cómo ilumina la hermosa nave de la foto, hay que ir allí y verlo. Eso sí, os diré que, cuando yo la vi, no había bancos, solo estaban el altar y el sencillo crucifijo del fondo, con lo que quedaba todavía mejor.
    Y no habiendo más asuntos que comunicar, se cierra el ME COMUNICAN POR AQUÍ número 11 en Tres Cantos a 5 de agosto de 2015, día de Nuestra Señora de las Nieves: hay que reconocer que el tipo que hizo el santoral tenía sentido del humor.