sábado, 31 de agosto de 2013

Con sordina

   Hola, amigos, ya estoy otra vez en casita. Hoy quería hablaros acerca de algunos hechos y personajes que me parecen interesantes y que pienso que están teniendo menos eco del que merecerían o desde algún sector se están silenciando.
   He aquí a un hombre valiente y realmente admirable, al cual, por desgracia, asesinaron el pasado día 20 de agosto. El señor Dabholkar era una persona de espíritu científico, racionalista y contrario por tanto a las mistificaciones de brujos, chamanes, santones y doctrinas religiosas, que en su país hacen un daño terrible extendiendo absurdas supersticiones, contra las cuales se pasó luchando veinte años. Tres cosas defendió en vida este gran personaje, a quien se ha llegado a comparar con Mahatma Gandhi: la racionalidad, los matrimonios entre personas de castas diferentes y el medio ambiente. No sería extraño, pues, que sus asesinos estuvieran entre los enemigos de alguna de esas tres cosas. Yo no sabía nada acerca de Narendra Dabholkar; si es por ignorancia mía, mea culpa, pero si es porque los medios de comunicación de por aquí lo trataron con sordina, quizás deberíamos pedirles un poquito más de atención hacia esas personas que, como él, llevan a cabo colosales empresas a pesar de no ser famosas, influyentes, ricas o poderosas.
 


 
2.- Ejecutada la exnovia de Kim Jong-un
   Para quien no caiga en la cuenta, Kim Jong-un es el líder de Corea del Norte, aunque quizás debería decir el rey, ya que este país es una curiosa monarquía comunista, si atendemos al hecho de que el poder se está transmitiendo de padres a hijos. El asunto de la ejecución de Hyon Song-wol (así se llamaba la desdichada víctima) es de una magnitud grotesca superada solo por su criminal monstruosidad: ella y otras once personas fueron detenidas el pasado 17 de agosto y ejecutadas en público tres días después. ¿El motivo? Haber grabado vídeos pornográficos. Tenéis los detalles en cualquiera de estos enlaces, muy parecidos:

   Como puede verse, se trata de un asunto delirante, tanto como ese vídeo musical que incluye el enlace de El Mundo, cuyo visionado os recomiendo por varias razones: es de suponer que su protagonista es la ejecutada Hyon, parece ser un canto a las excelencias de currar en un fábrica norcoreana, reúne toda la pobreza técnica y la torpeza expresiva de la propaganda de las dictaduras y nos da las claves de la perversidad de este asunto: las horrendas ejecuciones se tapan con rosáceas canciones. De manera un tanto ingenua, en la noticia de Tele5 se deja caer la sospecha de que estas ejecuciones tienen motivaciones políticas, supongo que insinuando que lo de la pornografía era una tapadera y que, en realidad, se estaba eliminando a personas incómodas, pero, sin descartar que esto sea cierto (que seguro que lo es), yo pienso que no hace falta llegar hasta las conspiraciones para entender que este es un asunto político, porque lo es desde mucho antes: ¿acaso no es un asunto político la existencia de la pena de muerte? ¿O el que te puedan condenar a muerte por grabar un vídeo porno? ¿O el que se te detenga hoy y se te ejecute tres días después? ¿O lo de la ejecución pública, con familiares y allegados presentes? ¿O el que después se mande a estos a campos de trabajo? Parece que los derechos humanos son basura en Corea del Norte, y eso es algo muy político; sí: desde el almibarado vídeo de la fábrica de hilados hasta las salvajes ejecuciones, pasando por la más que segura conspiración, todo es político en este asunto, con el aberrante sentido de la política de ese gran campo de concentración llamado Corea del Norte, que regenta bajo la protección de China un sanguinario payaso llamado Kim Yong-un. Sorprende que esta trágica noticia no haya ocupado las primeras páginas de los periódicos del mundo. Por ejemplo: ¿alguien la ha visto en El País? A mí, desde luego,  no me suena.
 
Hyon Song-wol y Kim Jong-un (Foto: Internet)
 
 
3.- 50.000 niños con privaciones alimentarias en un lugar de Europa llamado Cataluña
   Y 750 de ellos padecen desnutrición. Únase esto a los recortes sanitarios y sociales que sufre la comunidad autónoma gobernada por Artur Mas, añádase que el dinero se gasta en intereses particulares del independentismo tales como embajadas de la Generalitat, propaganda autonomista de vario pelaje o, en los últimos tiempos, el asunto de la consulta (último capítulo: ya están pensando en presupuestar urnas y mobiliario, y eso que no está nada claro que la consulta se pueda celebrar), y sale un cóctel vomitivo. Pues bien: ¿cuál ha sido la reacción del gobierno catalán ante la publicación de estos datos? Negarse a admitirlos, lo que ha obligado a su difusor, el Sindic de Greuges, a insistir en su veracidad. Parece ser que el señor Mas, ante los problemas reales, es partidario de echar tierra encima; para sacar adelante sus programas, él prefiere tirar de la cadena: que tenga cuidado o acabará yéndose por el sumidero.

 
 

domingo, 18 de agosto de 2013

La justicia también canta (3): Vidas y muertes ciclistas

   Me permito incluir en el título de este artículo el del último que ha publicado en Babelia  Antonio Muñoz Molina. Puede parecer -y lo es en aproximadamente las cuatra quintas partes del texto- un repaso a la interesante presencia de las bicicletas en la literatura, pero en sus últimos párrafos da un giro hacia el que creo su principal propósito: hablar sobre un reciente desafuero de la justicia, de esos que con más frecuencia de la que nos gustaría nos espantan a los españoles: la puesta en libertad del conductor que atropelló y mató hace poco al ciclista Óscar Fernández Pérez, conductor que circulaba borracho y que tenía ya serios antecedentes de peligrosidad al volante. Así pues, de lo que en última instancia nos quiere hablar Muñoz Molina es del escándalo que le produce tan inexplicable liberación.
   De esto no puede caber duda, ya que su artículo finaliza con unas palabras del hermano de la víctima, estas que reproduzco: "La justicia es una mierda. Matar sale muy barato en este país". Sin duda, esto ya lo venimos observando muchos desde hace mucho tiempo: desde los terroristas (acordémonos de De Juana Chaos) hasta los homicidas al volante (véase en el propio artículo de Muñoz Molina la pena que esperaría a este, o el gallardoniano indulto a un kamikaze), pasando por gentuza como el Rafita, aquí en España los que matan de manera aberrante tienen muchas papeletas para salir bien librados. Pero fijémonos también en la primera parte de la cita: "La justicia es una mierda", fin de la cita. Esa parte incluye no solo casos extremos como estos de las muertes, sino otras aberraciones menores, como la de estar en un país que, al lado de eso, es muy capaz de mandar a la cárcel a un padre por pegar una bofetada a su hijo. La justicia en España tiene perdida la brújula desde hace mucho tiempo: es demasiado blanda con los que cometen delitos graves y muy dura con quienes hacen cosas que ni siquiera está claro que sean delitos. Recuerdo un caso de hace años: un hombre tenía en su bar un empleado y una empleada. El empleado no paraba de acosar a la empleada, hasta que un día se pasó algo de la raya y la cogió por detrás y mientras se puso a manosearle el pecho. El dueño del bar se hartó y le dio un puñetazo que le rompió un diente: resultado: ese hombre fue condenado a seis meses de prisión pr haber usado una violencia desproporcionada para evitar la agresión de aquel violador en potencia. Así es la justicia española, precisamente: desproporcionada. Parece que ha perdido el sentido común; presenta un garantismo exagerado y que en general parece hecho a medida de los delincuentes; nos zarandea con normas absurdas que permiten que alguien cometa cien hurtos y no pise no ya la cárcel, sino siquiera un juzgado; indulta a corruptos o a gentuza como el kamikaze del que ya he hablado; tiene un concepto de la reinserción que la realidad desmiente con demasiada frecuencia... pero luego se ceba en alguien que intentó defenderse o en una madre que le dio un coscorrón a su hijo y le hizo sangrar por la nariz. Habría que revisar la ley de violencia de género, por ejemplo: los maltratadores son gente odiosa a la que no hay que dar la menor tregua, pero un padre que da una bofetada o un azote a un hijo, solo por eso, no es un maltratador y me temo que habrá miles de padres que hayan hecho esas cosas y sean mejores padres que muchos que jamás han tocado un pelo a sus hijos: un maltratador es otra cosa, se sabe muy bien, la justicia no puede actuar de forma rutinaria, y más aún cuando con esto parece claro que está cometiendo serias injusticias. Habría que revisar situaciones como esta, por ejemplo: si voy en el metro de Madrid y pillo a un carterista robándome, si lo llevo a la comisaría, no le va a pasar nada, pero si le doy un puñetazo, me puede denunciar por agresión y crearme muchos problemas. Y es que es así con la justicia española de hoy: las personas decentes, a menudo, no pueden ni mover un dedo para defenderse, parece ser que solo pueden aspirar al papel de víctimas pasivas. 
   Hasta hace poco, cosas como estas solo nos atrevíamos a decirlas cuatro chiflados que no teníamos miedo a que nos llamasen "fachas" o populistas: ¡cómo nos atrevíamos a criticar una justicia tan progresista como la española! Que personas tan poco dadas a excesos como Antonio Muñoz Molina se decidan a acabar un artículo con las palabras que he citado, representa que, a lo mejor, ni nosotros éramos tan "fachas" ni en España tenemos demasiadas razones para estar orgullosos de nuestra justicia.

sábado, 17 de agosto de 2013

"El ballet de las palabras" estrena revista

   Hola, amigos. Aunque hay por ahí unas cuantas cosas de las que hablar, estoy aquí de vacaciones y bastante aletargado, así que no me animo a escribir ningún artículo. Por suerte, mi amiga Patricia ha venido al rescate y ha conseguido que me moviera un poco. Ayer sacó a la luz la revista digital asociada a su blog, El ballet de las palabras. Se trata de una publicación muy completa, entretenida, bonita y muy bien elaborada, en la que trata temas de literatura, cultura, historia o actualidad. Si queréis echarle un vistazo (cosa que os recomiendo), aquí os dejo un enlace para que podáis acceder:
         http://elballetdelaspalabras.blogspot.com.es/2013/08/ya-esta-aqui-la-sorpresa-prometida.html
   Te felicito, Patricia, la revista está realmente bien.