viernes, 28 de octubre de 2011

Ofertas de empleo "El guachimán"

   Ayer me llegó un correo de alguien que me proponía poner en este blog un enlace a la página que él representaba, que es un buscador de ofertas de empleo. Reconocía que quizás no había demasiada afinidad entre el blog y la página, pero yo pensé que, en este tipo de situaciones, hay que hacerse preguntas del tipo: ¿molesta a alguien un enlace a una página de empleo en "La garita del guachimán"? ¿Perjudica al mundo? ¿Pide pan? Entonces, ¿por qué no? La verdad es que me metí en la página, que se llama Jooble, y me pareció bastante buena, así que aquí queda el enlace, que añado también en la columna de la derecha:
   Se da la circunstancia además de que hacía no mucho me habían informado de la existencia de otra página con ofertas de empleo que luego  vi que también era muy buena. Esta está especializada en clases particulares y se llama Tus clases particulares; lo mismo que con la anterior, añado su enlace aquí y en la  columna de la derecha:
   El guachimán siempre al servicio de sus lectores. 

miércoles, 26 de octubre de 2011

¿En ausencia de violencia?

   ¿Se acuerdan ustedes de aquel patético y viscoso parto de los montes que se llamó "Plan Ibarreche"? El engendro, teniendo en cuenta quién era el firmante, no podía por supuesto ser nada bueno y consistía básicamente en un intento de estafa a través del cual el PNV pretendía colar la independencia de hecho del País Vasco, pero gozando de plena autonomía y quedándose al mismo tiempo con las ventajas que le pudiera reportar el mantener vínculos con España en algunas materias, las cuales -así de imbéciles creen los del PNV que somos los demás- se gobernarían por comisiones paritarias Euskolandia - España. Este Paraíso (le llamaban Estado Libre Asociado) se alcanzaría "en ausencia de violencia", requisito que Ibarreche ya se encargaría de resolver.
   Lo que Ibarreche quiso colocarnos en su día  fue, en pocas palabras, esto: en cuanto ETA deje las armas, ustedes, a cambio, nos dan la independencia. ¿Sencillo, no? La ecuación es esta: 
Derrota del terrorismo independentista = victoria del independentismo  
   Traigo a cuento este vestigio casposo del pasado porque parece ser que la estrategia del nacionalismo vasco sigue siendo la misma, a tenor de lo que están machacando con la canción de "los nuevos tiempos" y la convocatoria de elecciones anticipadas Íñigo Urkullu (algún día tendrá que explicar el PNV por qué está tan preocupado por la suerte del radicalismo vasco) y Bildu, o lo que declaran tipos como el etarra Juan Carlos Ioldi, ejemplar humano que sostiene que está a punto de conseguir sus objetivos políticos gracias a la lucha armada: ¿se puede decir más claro?
   Situaciones como esta dejan patente que las diversas marcas del nacionalismo vasco trabajan y han trabajado siempre en equipo. Ahora bien, parece que, para empezar, ni siquiera es cierto eso de la ausencia de violencia. Muchos han señalado aspectos como la no entrega de las armas o el silencio acerca precisamente de la ley del silencio y el acoso impuestos en el País Vasco por los violentos y sus palmeros. ¿Qué pasa con esto? ¿Es que no es violencia? El día 22 hubo diversas concentraciones de guardias civiles en las que denunciaban el acoso que sigue sufriendo este cuerpo en el País Vasco, muy especialmente, en localidades gobernadas por Bildu, una auténtica vergüenza que deja muy claras las verdaderas intenciones de los batasunos: renunciar solo a la violencia que ya les resulta imposible. Merece la pena que leáis la noticia, como esta nueva acertada valoración de Fernando Savater, que señala el diferente eco que han dado los medios a los fastos batasunos y a las concentraciones de guardias civiles, otra vergüenza. Y ya que hablamos de vergüenzas, ¿qué me decís de los curitas? Comparad las posturas de algunos de los de este artículo con las de Yoldi, a ver si encontráis muchas diferencias.

lunes, 24 de octubre de 2011

¡Más madera!

   De una fuente muy muy bien informada, me llega la noticia de que las oposiciones de primaria en Madrid comenzarán el sábado 26 de noviembre. Eclipsado por otros más visibles, el asunto este de convocar las oposiciones de primaria en pleno curso ha pasado inadvertido, pero es un disparate que va a acarrear repercusiones muy negativas para la vida de los centros: ¡más madera!
   ¿De dónde sale está frase? De una de esas escenas imperecederas que nos dejaron los hermanos Marx, si no recuerdo mal, de "Los hermanos Marx en el Oeste". Como puede que algunos la desconozcáis, os la cuento.
   Al final de la película, nuestros héroes conducen la máquina de un tren perseguido por los indios y, claro: ¡tienen que salvarlo!, así que se dedican a alimentar la caldera de la locomotora con montones de madera, que van acarreando sin parar. La cámara enfoca a Groucho, que grita:
     -¡Más madera!
     Luego, mira de frente hacia el público y dice con aire de triunfo y satisfacción:
    -Es la guerra.
    Finalmente, logran escapar de los indios, pero... Pero una panorámica del tren nos lo enseña completamente destrozado: la madera para salvarlo la han conseguido haciéndolo astillas.
   Parece que la política de la Comunidad de Madrid, en lo relativo a la educación, se ha apuntado al marxismo: instrucciones del 4 de julio, trato despectivo al profesorado, acoso a la pública, fundación Empieza por educar... Y ahora, aunque ya venía de antes, lo de las oposiciones de primaria: ¡más madera!
   Es la guerra. 

viernes, 21 de octubre de 2011

El cese definitivo de la violencia de ETA

   Como ya sabéis, hoy todos nos felicitamos por el anuncio de ETA de que abandona definitivamente la violencia. Si habéis visto las diferentes reacciones, os habréis dado cuenta de que en los partidos democráticos y entre los analistas imparciales son a la vez de alegría y cautela y suelen señalar cosas como que todavía queda mucho por hacer y que este triunfo se debe a la democracia y a los éxitos policiales. ¿Por qué se insiste en esto último? Porque desde el lado batasuno ya se está presentando este comunicado como un fruto de su comedia de hace unos días en San Sebastián: estaba cantado que iban a querer presentar su derrota como una victoria, porque todavía piensan sacar réditos; el propio comunicado de ETA va en esta dirección.
   Después de pensármenlo mucho, he copiado el vídeo en el que se lee el comunicado del cese, por cierto, en español: para las cosas importantes, las lenguas apropiadas. Es, como veréis, una cosa inenarrable, un ejercicio de infamia, cinismo, mentira, prepotencia, autoengaño y ensimismamiento, cuyas implicaciones ha diseccionado fenomenalmente Fernando Savater . Ahí os dejo el vídeo:


miércoles, 19 de octubre de 2011

Peligroso salto cualitativo en Madrid

   Acaba de llegarme la noticia: en la Comunidad de Madrid ya pueden darse en centros concertados etapas no obligatorias de la enseñanza como el Bachillerato y la Formación Profesional. Aquí tenéis dos casos concretos: el Tajamar de Madrid, conocido centro propiedad del Opus Dei y el Alborada de Alcalá de Henares, también del Opus Dei. En el caso, de este último, si pulsáis el enlace, veréis que lo que cuenta la noticia es que ciertos grupos del ayuntamiento de Alcalá de Henares (PSOE, IU y UPyD) se oponen a que el gobierno autonómico conceda al mencionado centro el concierto para las etapas no obligatorias, pero lo que resulta curioso es que he tenido que dar vueltas para encontrar esta noticia, porque en el enlace que algunos amigos me han enviado ya no estaba "disponible", curioso, ¿no?
   Se demuestran de nuevo dos cosas, a cuál más grave:
   1.- Que el presente conflicto es político, claro, porque forma parte de la política educativa de Esperanza Aguirre: cargarse la enseñanza pública en beneficio de la privada.
   2.- Que, lejos de hacer política por el bien general y en favor de la ciudadanía, el PP madrileño hace política sectaria en busca del bien particular de sus amigos, en este caso, el empresariado de la enseñanza privada, muy en particular, el constituido por entidades religiosas como el Opus Dei. Ya vimos con ocasión de la visita del Papa en agosto como el PP dejaba escapar posibles ingresos públicos de esos tan necesarios para hacer con ellos regalitos a sus afines en materia religiosa: ¿no hay en la democrática España un poder que impida estos intolerables despilfarros del dinero de todos? 
   A vueltas con este asunto de los centros concertados, que se están destapando como el verdadero corazón del conflicto de la enseñanza en Madrid, quisiera recordar que su nacimiento procede de la LODE, ley orgánica que se está incumpliendo me parece que sistemáticamente. Veamos solo algunos ejemplos.
   El artículo 48 determina que el Estado establecerá un régimen de conciertos con centros privados "que impartan la educación básica". De acuerdo con esto, ni el Tajamar, ni el Alborada ni ningún otro podrían dar nada por encima de la ESO y ni el gobierno autonómico podría autorizarlo ni el estatal debería permitirlo. ¿A qué juega la Consejería? ¿Qué piensa hacer el MEC?
   El artículo 52.2 dice: "En los centros concertados las actividades escolares, tanto docentes como complementarias o extraescolares y de servicios, no podrán tener carácter lucrativo".
¡JA, JA, JA, JA, JA!
¿Qué hacen las administraciones todas para frenar el cachondeo que reina en torno a esto?
   Miren ustedes lo que dice el artículo 53.2: "En todo caso, la enseñanza deberá ser impartida con pleno respeto a la libertad de conciencia."
¡JA, JA, JA, JA, JA!

¿Qué hacen las administraciones todas para frenar el cachondeo que reina en torno a esto?
   Y por no hablar del artículo 54, el cual dispone que "la admisión de alumnos en los centros concertados se ajustará al régimen establecido para los centros públicos en el artículo 20 de esta Ley".
¡JA, JA, JA, JA, JA!

¡CON ESTO YA ES QUE ME DA UN ATAQUE! Pero, por cierto,
¿qué hacen las administraciones todas para frenar el cachondeo que reina en torno a esto?

   Bien, ya en serio: el título cuarto de la LODE abarca 17 capítulos, del 48 al 64 (ambos inclusive). Si uno se pone a leerlo y lo compara con el actual estado de la enseñanza concertada en España (no digamos ya si se fija solo en Madrid), podrá comprobar el nivel de esperpento al que estamos llegando en nuestro país, porque no hay uno solo de esos capítulos que no se esté incumpliendo de forma sistemática. ¿Qué podemos esperar de un país donde las leyes, incluso con el rango de orgánicas, se incumplen a plena luz del día sin que los poderes públicos muevan un dedo para evitarlo o incluso con la complicidad y el apoyo de determinadas administraciones? Las respuestas que se me ocurren, al igual que el panorama que nos rodea, no inducen al optimismo. 

Recetas anticrisis de las patronales diversas

   Hace unos días, saltó la noticia de que, a causa de la crisis que venimos padeciendo, la patronal bancaria proponía una congelación salarial para los próximos dos años, pero se conoce que en eso de la crisis también debe de haber clases, ya que la congelación se proponía solo para los empleados, no para los dirigentes, que seguirían con sus beneficios y jubilaciones millonarias. 
   Hoy los medios de comunicación nos saludan con la noticia de que la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM) ha presentado unas salvajes propuestas económicas que incluyen el copago sanitario, la limitación del derecho a huelga y el apoyo a la enseñanza privada. Tenéis información más amplia en esta interesante página de los trabajadores de la sanidad.
   Aprovechando el río revuelto de la crisis, los sectores más cavernícolas del empresariado y la política se han propuesto pulverizar todos los derechos ciudadanos que estorban al derecho de pernada sobre las vidas de los demás a que aspiran permanentemente. Y lo hacen sin el menor sonrojo: atentos a esta gente o nos va a dejar como pollos desplumados.   

lunes, 17 de octubre de 2011

Una lamentable metedura de pata

   Habrá que hacer caso a Felipe González y respetar a las personalidades extranjeras que han participado hoy en esa solipsista conferencia de paz para el País Vasco, pues afirma el ex-presidente que son gente seria, pero habrá también que darle la razón a Esteban González Pons cuando dice que no tienen ni puñetera idea del asunto sobre el que han venido a hablar, ya que han cometido una terrible metedura de pata cuyas concreciones más desastrosas han sido hacer de menos a una democracia europea y darle aire al perverso aberchalismo que ha montado esta enésima farsa. De la segunda ya estábamos todos -también esas figuras internacionales- avisados, porque han sido muchos los líderes democráticos españoles los que han señalado que esto no era más que una teatralización de los batasunos destinada a mejorar su imagen y a intentar aparentar que el fin de la violencia será fruto de sus conferencias y cachupinadas, cuando en realidad  va a llegar por el triunfo de la democracia y de la policía sobre ETA. Lo de intentar convertir las derrotas en victorias no es nuevo en el mundo y el nacionalismo vasco es muy aficionado a esta trampa.
   Sin embargo, lo de hacer de menos a una democracia europea estas personalidades podían y debían habérnoslo ahorrado, pero mucho me temo que, serias y respetables sin duda, han sido demasiado ingenuas y no se han dado cuemta de cómo las ha manipulado el pérfido aberchalismo. ¿Qué sentido tiene, para empezar, el haber leído en inglés su declaración final? Estaban en España, país que lleva muchos años sufriendo la agresión del terrorismo etarra, y en la conferencia, además, participaban cargos públicos tan españoles e importantes como los señores Íñigo Urkullu, Martín Garitano y Juan Carlos Izaguirre, por lo que no tiene sentido que se haya elegido el inglés cuando aquí ya tenemos una lengua tan universal como el español. ¿O es que acaso esos señores creen que están mediando "desde fuera" en un conflicto entre una guerrilla y una dictadura tercermundistas de igual nivel de iniquidad? De ese espejismo estarán muy convencidos en Bildu, EA, Batasuna o el PNV, pero cualquiera que esté un poco bien informado sabe que no es así, de manera que la metedura de pata de estos señores ha sido de órdago, porque se han dejado arrastrar en todo por las conveniencias, las ínfulas y las ensoñaciones del nacionalismo vasco: en el uso del inglés, en su generosa oferta de presentarse como observadores externos que ni puñetera la falta que hacen, en su descabellada petición a España y a Francia de que se sienten a negociar (¿negociar gobiernos democráticos con asesinos?), en su uso incauto de la palabra "conflicto" con el significado perverso que le da el nacionalismo vasco y en sacar un comunicado que parece ver una guerra con dos bandos donde lo que hay es un problema de terrorismo. 
   Qué flaco favor le han hecho estos señores a la democracia española. Han ofrecido una mediación imparcial sin darse cuenta de que estaban razonando con todos los planteamientos de la parte agresora: ¿es que no han sido capaces de informarse bien? Pues les hubiera resultado muy fácil. Para esto que han hecho, podrían haberse quedado en sus casas, porque aquí lo único que han logrado ha sido revolver el río; miren si no al señor Urkullu y su calculado discurso: apenas le han meneado un poquito el árbol, y ya está desplegando el saco de recoger las nueces.   

martes, 11 de octubre de 2011

Ahondando en la estupidez... y en la indignidad

   Decía en mi anterior artículo que el actual conflicto en la enseñanza de Madrid está quitándoles a algunos la careta. El derecho a huelga está contemplado en el artículo 28.2 de la Constitución, pero los dirigentes del PP están un día sí y otro también clamando contra su ejercicio e intentando torpedearlo con amenazas, mentiras y represalias. El derecho de circulación está establecido en el artículo 19 de la Constitución, pero se ha hecho ya célebre el caso de un profesor que iba él solito hace unos días caminando por la calle de Alcalá con... la famosa camiseta verde y no con la falda "almidoná" y la policía le cortó el paso por razones de indumentaria. La libertad de expresión, una de las señas sagradas de la democracia, la garantiza el artículo 20 de nuestra Constitución, pero al director del IES "Maestro Matías Bravo" de Valdemoro le acaban de expedientar por permitir que se colgasen pancartas en su instituto. Está visto que a algunos les están empezando a molestar los derechos, de modo que habrá que recordarles que en las democracias los derechos son sagrados, así que a lo mejor lo que les pasa es que se han equivocado de régimen político. Bromas aparte, esto empieza ya a pasar de inquietante: que desde el poder se esté intentando coartar los derechos de los ciudadanos es un ataque muy serio a las esencias de un sistema en el que queremos seguir creyendo. 
   Siguiendo con esta política de acoso, en un acto que demuestra que ha perdido definitivamente el pudor y la ética democrática, el gobierno madrileño ha denunciado ante los tribunales a las asociaciones que venden camisetas verdes. Ya no es la primera vez que este gobierno demuestra su carácter dictatorial ante el derecho a huelga, pues hay que recordar que, tras la del metro del pasado junio, pusieron a sus convocantes una demanda de 6'5 millones de euros. Este nuevo disparate tiene dos gravísimos rasgos: es estúpido y es indigno: nadie honesto y en su sano juicio podría pensar que esas asociaciones se están lucrando con ese "negociazo" de las camisetas, cuyo volumen, además, es de ¡51.000 euros! Definitivamente, Esperanza Aguirre nos toma por imbéciles: ¿es que desconoce el mapa de la corrupción en España? ¿Es que desconoce las cantidades astronómicas que se están moviendo? Pues en algunos casos ni se sabe, pero en el corruptódromo tiene algunas pistas. ¿Es que desconoce cómo se despilfarra o se deriva el dinero hacia los sectores amiguetes (como la enseñanza privada) en la comunidad que ella misma preside? Si de verdad busca corruptos, en la marea verde no los va a encontrar: ahí solo hay un colectivo de ciudadanos que defienden su dignidad y la enseñanza pública. Eso de las camisetas no da para palacios ni cochazos, ¡menuda bobada!, se lo digo yo, que he estado en Palomeras y en Vallecas, esos lujosos barrios en que moran sus supuestos corruptos. Si busca corruptos, que mire en los partidos políticos (entre ellos, el suyo), la banca, los inversores o el sector inmobiliario: los que se han llevado la pasta que ahora los partidos políticos quieren sacar de los lomos de los ciudadanos. Suelen distinguirse por los trajes de 10.000 euros y los relojes de 25.000 que les gusta llevar: si algún día encuentra a alguno con una camiseta de esas nuestras tan ordinarias, que nos lo enseñe, será cosa digna de verse.

viernes, 7 de octubre de 2011

De charco en charco

   Una de las consecuencias que está teniendo el actual conflicto de la educación pública en Madrid es que está sacando a la luz el verdadero rostro y la auténtica capacidad política de los dirigentes de esta región. Comenzó todo con unas instrucciones que se sabía que iban a producir un fuerte rechazo y se sacaron por ello un cuatro de julio, cuando ya los centros estaban cerrados y la gente de vacaciones, lo que demuestra que se hizo con la alevosa intención de pillar al adversario –como tales, o quizás como a enemigos, nos está tratando la Consejería a los profesores- desprevenido. Esto no deja en muy buen lugar ni a Alicia Delibes (firmante de las instrucciones), ni a Lucía Figar ni a Esperanza Aguirre. Vino después la famosa carta de Aguirre a los profesores, en la cual demostraba no tener en mucho nuestra inteligencia, ya que pretendía hacernos tragar sus recortes con unos “argumentos” incongruentes. A continuación, nos fustigó con la lamentable y calumniosa sugerencia de que trabajábamos solo esas 18 o 20 horas lectivas, lo que representó un ataque gravísimo y un intento de linchamiento moral ante la opinión pública, lo cual es difícilmente perdonable, por muchas disculpas con sordina que pidiera después. Más adelante han salido cosas como esa falsedad dicha por Figar de que el absentismo de los profesores es de un 10% o la acusación de obscenidad lanzada contra los sindicatos por un político tan intachable como Francisco Granados, del que no sé muy bien cómo tiene la osadía de acusar a nadie de obscenidad. Hoy, por último (hasta que salga la próxima, que será mañana o, a lo más tardar, pasado mañana), se despacha nuestra presidenta con este disparate de ver negocios negros y fraudes fiscales en la venta de camisetas verdes, un auténtico despropósito que además piensa redondear machacando a esas asociaciones que las venden. Es de suponer que, si de verdad quiere ver asuntos de corrupción, la Sra. Aguirre sabrá muy bien dónde puede mirar, y no necesitará salir de su partido, en el que tiene un buen muestrario; en todo caso, esto no lo es, no cuela. Tenemos con esto, pues, una nueva falta de argumentos, un nuevo insulto a la inteligencia de la ciudadanía y una nueva ofensa, esta vez, a los destinatarios de tan absurda acusación. Una nueva pérdida de los papeles por parte de unos políticos a los que se ve demasiado nerviosos. Los dirigentes del PP madrileño calcularon mal las consecuencias de la barrabasada y ahora, superados por los hechos, cada día se meten en un nuevo charco y, como decía al principio, a la vez van dejando constancia de su verdadera talla, en especial, Esperanza Aguirre, que, por encima de todo, ha creado un conflicto innecesario y no para de azuzarlo: ¿es eso lo que debe hacer alguien que está en un puesto tan alto? No por cierto: los gobernantes están para resolver problemas, no para crearlos, esto es una regla de oro de la política. Y todavía habrá quien diga que es una gran política.