miércoles, 31 de agosto de 2011

Diario de huelga. 1. Reunión en Lope de Vega

   Llegó el 31 de agosto y, con él, la esperada reunión en la sede de CCOO a convocatoria de todos los sindicatos. Empezaré por deciros que, según me han informado, la sala "Marcelino Camacho", donde se ha celebrado dicha asamblea, tiene capacidad para 1.200 almas con sus respectivos cuerpos; pues bien, aparte de haberse llenado por completo y de haberse tenido que quedar gente por los pasillos, aún ha habido muchas personas (entre ellas, este vuestro seguro servidor) que se han quedado en la calle. Calculo, pues, que a esta cita habremos asistido no menos de 1.500 personas, lo que debe interpretarse como un rotundo éxito de convocatoria y una muestra de que hay muchas ganas de plantar cara a las intolerables agresiones de la consejería de educación de Madrid. Existen unas reivindicaciones esenciales que he colocado en la cabecera de este blog: creo que las tres primeras son irrenunciables, y la cuarta, casi también.   
   En las mencionadas circunstancias, deberéis entender que el acto de hoy ha sido un poco caótico. Los que estábamos en la calle éramos tantos que, sin proponérnoslo, hemos obligado a que se cortara el tráfico por la calle Lope de Vega: ¿qué pasará si llega el día en que nos lo proponemos? A lo mejor montamos concentraciones que cortan algo más que una calle estrechita como esa; a lo mejor le montamos a doña Esperanza Aguirre una temporadita de protestas por su inadmisible política social que le afea un poco este Mejor de los Mundos Posibles que ella pretende hacernos creer que es Madrid; a lo mejor le afeamos ese espejo de la España pepera que tras el 20-N nos espera que ella quiere que sea Madrid; a lo mejor le montamos a su partido una pérdida de imagen y de votos en ese granero pepero que ella cree que siempre ha sido y será Madrid; a lo mejor... ¿quién sabe? A lo mejor, si de una vez por todas tenemos un poquito de amor propio y creemos en nosotros mismos, conseguimos que no nos hagan tragar un sapo más, el número no sé cuántos de una larga lista, precisamente, el más gordo. Si la indignación de los que estábamos en la calle existe entre la mayoría del profesorado, podemos hacerlo. Pero tenemos que proponérnoslo, ser valientes, ser constantes y no dejarnos engañar, lo que a mi juicio, equivale a no ceder, como mínimo, en las reivindicaciones que antes he mencionado, e insisto en esto porque por ahí pueden venir las traiciones.
   Con este artículo me propongo iniciar una serie de crónicas en torno al desarrollo de este conflicto. En el día de hoy, a los que estábamos en la calle se nos ha ido informando de las decisiones que se alcanzaban dentro; esto ha disgustado a unos cuantos que se han considerado marginados, pero creo que las cosas no se podían hacer de otro modo. Las decisiones que se han tomado, básicamente, pertenecían al ámbito organizativo y estaban destinadas a poner en marcha la movilización. Aquí tenéis algunas de las más importantes:
   -1 de septiembre. Encierro de representantes sindicales en Vitruvio. Comunicado sindical. Asambleas en los centros e información a las familias.
   -Del 2 al 6 de septiembre. Ruedas de prensa, asambleas, propuestas en los centros...
   -7 de septiembre. Concentración ante la consejería de educación (hora aún no fijada).
   -14 de septiembre. Posibles huelga y manifestación.
   Tenemos que parar esto. Si el gobierno de Madrid pretende atajar las crisis cargándose la enseñanza y dejando sin trabajo a miles de personas, alguien tendrá que decirle que ese no es el camino, alguien tendrá que oponerse a sus cacicadas: ¿quién mejor que los propios afectados?  

martes, 30 de agosto de 2011

Propuesta segunda: conseguir que este sea el último mandato de Esperanza Aguirre

   Bueno, supongo que ya todos estaréis al tanto de la carta que Esperanza Aguirre nos ha enviado a los profesores. Si hace unos días os decía que nuestro primer objetivo debería ser la dimisión de Lucía Figar, hoy, aunque sé que es una meta política a largo plazo que rebasa nuestro marco profesional, os propongo que empecemos a tomar en consideración este otro objetivo: conseguir que este sea el último mandato de Esperanza Aguirre. Como habréis podido ver, la carta que nos manda hoy es un alarde de cinismo, por, como mínimo, las siguientes razones:
   1.- Nos pide un esfuerzo olvidando que nosotros ya hemos hecho bastantes, tales como la práctica congelación salarial que sufrimos durante los largos años de bonanza y los descuentos en nuestros salarios de los que ya hemos sido víctimas, por no hablar de los recortes en contratación de profesores que su gobierno viene realizando en los últimos años.
   2.- Como todos los políticos de este país, a la hora de pedir esfuerzos, se olvida de que los verdaderos causanrtes de la crisis, es decir, banca, inversores, especuladores y los propios políticos (véanse las múltiples noticias sobre autosubidas de sus sueldos que salen en los medios), no solo no han hecho esfuerzos, sino que siguen obteniendo beneficios.
   3.- Se dirige a nosotros dando por hecho que compartimos con ella la responsabilidad de la formación de los jóvenes. Le diré que dedico mucho más tiempo del que se me paga a esa responsabilidad; le diré, por ejemplo y con respecto a la tutoría, que llevo años dedicando hasta los recreos a hablar con padres y alumnos...: una vez dichas estas cosas y viendo cómo se trata en Madrid a la enseñanza pública, terminaré por decirle que no creo estar en la misma nave de responsabilidad por la formación de los jóvenes que ella.
   4.- Dice que con esta agresión a la educación piensa ahorrar 80 millones de euros: que los hubiera ahorrado en despilfarros de otros tiempos, que no hubiera regalado a los peregrinos 20 millones en abonos de transporte. La educación, como ella misma afirma, es muy importante, está por encima de ciertos dispendios que se han hecho.
  5.- Se lamenta de que las empresas estén despidiendo y de que los jóvenes estén yendo al paro y, en la misma carta, nos pide comprensión para una medida que va a mandar al paro a 3.000 personas, muchas de ellas, jóvenes: ¿de qué clase de contradicciones quiere Esperanza Aguirre hacernos cómplices?
   Estas son las razones que me hacen afirmar hoy que deberíamos luchar por hacer salir del gobierno a Esperanza Aguirre: está claro que sus políticas sociales y el lamentable trato que da a la enseñanza pública son extremadamente perjudiciales, no solo para nuestro colectivo, sino también para el conjunto de la sociedad.

sábado, 20 de agosto de 2011

Del 8% al 4%: ¿cuándo se sacrificará la banca?

   Como ya sabéis, el gobierno anunció ayer un paquete de medidas económicas, entre las cuales la que más destaca es una rebaja temporal del IVA por adquisición de vivienda, que pasa del 8% al 4%. La medida pretende activar la compra de viviendas y se justifica en la necesidad de dar salida a las 700.000  nuevas sin vender que tenemos en España, las cuales pertenecen a la banca o a las constructoras y promotoras que componen el sector inmobiliario. No estaría de más recordar aquí que banca y sector inmobiliario fueron los grandes beneficiarios de la gloriosa y pasada bonanza económica, que lo fueron gracias a los abusivos precios de las viviendas que comprábamos los ciudadanos y que por eso se lanzaron a una demencial orgía de construcción sin control, todo ello ante la complaciente y pasiva mirada de los gobiernos. Bien, ahora estamos en la estación terminal de ese viaje.  
   Como cualquiera puede ver, esta medida remacha en el mismo clavo: pagar entre todos los líos de la banca, permitir que no arriesgue ni un  duro y ver cómo, encima, está en posición privilegiada a la hora de recibir ayudas: mientras a los demás se nos imponen sacrificios, a la banca se le allanan todos los caminos. Está claro que el gobierno se equivoca: en lugar de bajar el IVA, ¿por qué no se prueba a que bancos y constructoras reduzcan los precios? Hace poco os puse aquí un artículo en el que se veía muy claro que los bancos no han cedido un milímetro en sus desmesuradas pretensiones económicas a la hora de vender sus pisos; es una lástima que el tiempo haya pasado y los enlaces hayan variado, porque, es su redacción original, ese artículo mostraba mejor cómo eran las birrias de pisos por las que se pedían esos intolerables precios. A la vista de estos datos, creo que lo que se debería hacer es esto: en lugar de ceder impuestos, que son la recaudación con la que se afrontan los gastos de todos, que sean los bancos los que reduzcan los precios. Durante años, en España se ha tirado alegremente de dinero público para resolver fregados privados, y así nos ha ido; en unos tiempos como estos, en los que tanto se habla de reducir el gasto público y tan drásticos han sido todos los gobiernos a la hora de tirar contra el débil, es imperdonable que se tomen medidas frívolas con la recaudación. En el caso que nos ocupa, la reducción del precio por parte del banco no solo no sería descabellada, sino que sería lo justo, os lo ilustraré con un  ejemplo similar al que sale en el enlace de "El País" que os he puesto más arriba. 
   Tomemos ese piso en Manoteras de mi artículo que se vende por 220.000 euros. Con el IVA al 8%, su precio pasaría a ser 237.600 euros, los cuales se reducirían a 228.800 con las actuales medidas del gobierno. Id al enlace de mi artículo, mirad ese piso y haceos estas preguntas: ¿realmente ha valido alguna vez ese piso los 228.800 euros que ahora podría costar? Y, sobre todo: estando las cosas como están, ¿es razonable que un banco siga pidiendo un dineral así por esa vivienda? ¿Cree el gobierno que procurarle al posible comprador un ahorro de 8.800 euros con cargo al erario público en un negocio como este es la solución esperable en la situación actual? Si la situación es tan crítica como es, las medidas deberían ser más drásticas e implicar a los fuertes, cosa que parece ser que no contemplan los planes del gobierno. A mi juicio, la salida más razonable -y que, además, no representaría la hecatombe con que algunos nos amenazan- sería que el banco asumiera por fin que la realidad es dura también para él e hiciera una rebaja de verdad, o sea, que pusiera ese piso, por ejemplo, a 150.000 euros. Y fijaos bien en que esto, repito, no sería para echarse las manos a la cabeza, porque ese sigue siendo un precio por encima de los méritos de ese piso y lo único que pasaría es que el banco no perdería dinero, sino que ganaría menos de lo que quiere, lo cual no es tan grave, si se tiene en cuenta que a muchos lo que nos ha llegado ha sido el momento de perder de verdad. Con ese piso a 150.000 euros y sin bajar el IVA (es decir, lo que se recauda para todos), con los impuestos subiría hasta los 162.000, lo cual representaría que a lo mejor sí que habría ya muchos a los que les parecería interesante y asequible, y no el ROBO con IVA al 4% gracias a la generosidad del gobierno que representarían los 228.800 euros actuales. La ley del mercado es así de cruda: cuando no hay pasta, a lo mejor toca hacer grandes rebajas para poder vender. A ver si ahora va a resultar que la banca española no acepta las leyes del mercado y el gobierno es su cómplice en ayudarle a bordearlas.  

miércoles, 17 de agosto de 2011

Trivializar las instituciones

   A través del blog Discursiones (tenéis también enlace en la columna de la derecha), me entero de que la consejería de educación de Madrid ha tenido la insólita y desafortunada idea de colgar en su fachada unos cuantos carteles con mensajes de ideología católica relacionados con la visita de Benedicto XVI. Esta acción ha desatado lógicas y variadas protestas; a mi juicio, lo que la hace inadmisible es esto: las instituciones estatales (y la sede de la consejería es un edificio perteneciente al escalón autonómico de nuestra organización estatal) están obligadas a ser, por encima de todo, serias e imparciales. El balcón de un edificio estatal no puede frivolizarse con pancartitas ni demostrar preferencias de ningún signo, ya sean políticas, filosóficas, religiosas, culturales, taurinas o deportivas: no es posible que un edificio estatal muestre inclinaciones particulares en ninguna parcela de la vida. Es importante lo de la imparcialidad, pero yo creo que lo es más e insisto en ello lo de la seriedad: quienes han colgado esas pancartas en la fachada de la consejería, dejándola con un aspecto similar al de una corrala con la ropa tendida, le han hecho un flaco favor al respeto que esa institución merece y debe inspirar.
   La respuesta de la consejería, por tanto, denota una alarmante carencia de fundamentos democráticos, ya que revela el desconocimiento de esos elementales principios de imparcialidad y seriedad, cosa imperdonable en los cargos políticos. Alega la consejería que no es ella quien ha colgado los carteles, sino que simplemente ha dado permiso a los organizadores de la visita, más otra serie de tonterías tan sonrojantes como banales sobre la hospitalidad madrileña. Todavía peor: estos argumentos son de una ingenuidad pueril, representan descargar sobre otros las responsabilidades propias, como hacen los niños pillados en falta. ¿No ha sido Lucía Figar capaz de darse cuenta del vergonzoso aspecto verbenero que esas pancartas dan a la sede de la consejería? ¿No ha sido capaz de pensar que por Madrid pasan muchos dirigentes estatales? ¿Qué hará si un día viene aquí Raúl Castro, colgar retratos del Che Guevara en la fachada de la consejería en cuanto alguien se lo proponga? Será cosa digna de verse. La visita del papa ha producido un extraño efecto en los gobernantes españoles en general y los madrileños en particular: están alterados, se dan de bofetadas por demostrar lo felices que están con el evento, hasta el punto de que buena parte de ellos se están poniendo en evidencia. Entre tanto, yo insisto en algo que ya he dicho otras veces: Lucía Figar debe dimitir, pues ya ha dejado suficientemente claro que no está capacitada para el puesto que ocupa.

sábado, 13 de agosto de 2011

ME COMUNICAN POR AQUÍ número 8 (13 de agosto de 2011)

En el día de la fecha, me comunican por aquí los siguientes asuntos:
   1. Incongruencias del gobierno de Madrid.- Un poco tarde (estoy de vacaciones y fuera de casa), lanzo mi indignada protesta contra la rebaja decretada por el gobierno de Esperanza Aguirre en los abonos de transporte para los peregrinos que vengan a ver al papa y solo  para ellos. Es de puro despotismo subirles hoy un 50% el precio del billete sencillo a los usuarios madrileños y hacerles mañana a unas personas que vienen aquí por un motivo muy particular rebajas como estas: pasar de 24 euros a 4 el abono turístico y de 50 a 10 el abono de una semana. Los usuarios que colaboran con sus impuestos al sostenimiento del transporte no pueden ser sometidos a esta insultante discriminación; el turismo es una fuente de ingresos PARA TODOS, es nuestra primera industria nacional, de modo que ni Esperanza Aguirre ni nadie pueden permitirse la arbitrariedad de disponer caprichosamente de las ganancias que genera, y menos aún, para favorecer a sus correligionarios (nunca mejor dicho) y forjarse una imagen agradable para un cierto sector del electorado, pero despreciando la necesidad de sanear las arcas públicas que hoy todos predican, empezando por los políticos y banqueros que con sus despilfarros y ganancias desorbitadas han traído la crisis. No es congruente ni decente pedir contención y estar haciendo recortes en gastos sociales y luego hacer un regalito a los amiguetes que va a representar dejar de ganar 20 millones de euros: ¿quién es Esperanza Aguirre para disponer tan frívolamente del dinero de todos?  El gobierno de esta dirigente es responsable de una normativa que, para ahorrarse 100 millones de euros, va a producir un sensible empeoramiento del servicio y las condiciones de trabajo en la enseñanza pública y la pérdida de entre 2.500 y 3.000 puestos de trabajo: en septiembre tendremos que recordarle que, en el mismo verano en que firmó esa normativa, regaló alegremente a unos turistas 20 millones que hubieran venido muy bien a esas arcas madrileñas tan necesitadas. No podemos tragarnos estos abusos.
   2. Un genio.- Quiero haceros una encarecida recomendación: todos aquellos que podáis ir a ver la exposición de Antonio López que está teniendo lugar en el museo Thyssen de Madrid, no dejéis de hacerlo, porque es realmente fabulosa. Había visto algunos cuadros de este pintor y, por supuesto, conocía su figura, sobre todo, a través de reportajes, pero nunca había asistido a una exposición de su obra. He salido impresionado por muchas cosas, desde la visión directa de sus extraordinarios cuadros hasta el conocimiento de muchos que desconocía y que encarnan las diferentes etapas que ha atravesado este artista, pero sobre todo me han impresionado la perfección en la ejecución y el rigor en el trabajo. Sería hablar de lo que no sé el meterme en profundidades acerca de la primera, pero siempre he admirado en las obras de Antonio López la impecable reproducción del modelo real, el virtuosismo técnico. Sin embargo y por si esto fuera poco, aun a riesgo de que a alguno os pueda parecer pedante, voy a permitirme enunciar un juicio personal: por detrás de ese virtuosismo y por encima de él, a mí algunos cuadros que he visto en esta exposición me han hecho pensar que superan la reproducción fotográfica del modelo y dicen más, dicen mucho sobre la vida que hay alrededor de esos modelos e incluso sobre más cosas en las que no voy a entrar porque, repito, solo faltaría que me pusiera trascendente. Y en cuanto al rigor en el trabajo, tampoco voy a ser yo quien descubra esa calidad en Antonio López, pero en esta exposición existen una serie de bocetos, estudios y pasos preliminares de algunos cuadros que la reflejan muy bien. Os recuerdo que la exposición está hasta el 25 de septiembre. No dejéis de ir a verla.
   Y no habiendo más asuntos que comunicar, se cierra el ME COMUNICAN POR AQUÍ número ocho en Garrucha a trece de agosto de 2011, día de san Hipólito y santa Gertrudis.

jueves, 4 de agosto de 2011

Propuesta primera: que dimita Lucía Figar

   Las inadmisibles instrucciones del 4 de julio sobre la regulación del próximo curso en Madrid son un despropósito tal que parece pensado para provocar a los profesores. Ya he hablado bastante sobre ellas y hoy me voy a referir a una secuela que han tenido, la orden 3011/2011 de 28 de julio, que apareció en las páginas 14 y 15 del BOCM del día 29. Uno de los disparates más serios de las instrucciones del 4 de julio es el ataque a la función de tutoría, a la que despoja de las horas lectivas precisas para su desempeño. Este disparate se profundiza en la orden 3011/2011. Os dejo copiadas literalmente algunas de sus disposiciones:
Artículo 2
Tutoría
1. La tutoría de los alumnos forma parte de la función docente y se desarrollará a lo largo de las enseñanzas objeto de esta Orden.
2. Cada grupo de alumnos tendrá un tutor, que será designado por el director, a propuesta del jefe de estudios, entre los profesores que impartan docencia al grupo, preferentemente entre aquellos que impartan más horas de docencia en el mismo.
3. Será responsabilidad del profesor tutor coordinar la evaluación de los alumnos de su grupo. Asimismo, llevará a cabo la orientación académica y personal de estos, junto con las demás funciones que le correspondan, de acuerdo con la normativa que las regule, y con el apoyo, en su caso, del departamento de orientación.
4. El jefe de estudios coordinará las tutorías, tanto personales como de grupo, que realicen los profesores tutores.
Artículo 3
Dedicación horaria
3.1. Centros públicos:
1. El profesor tutor deberá destinar una de sus horas semanales complementarias a la atención personalizada de los alumnos del grupo que le haya sido encomendado. El profesor tutor percibirá un complemento retributivo por su tarea.
2. El jefe de estudios organizará los horarios de tal forma que cada alumno pueda, al menos, una vez al trimestre, ser atendido personalmente por su profesor tutor.
3. En cada grupo de alumnos, el período que figura como Tutoría en el horario lectivo de los alumnos de Educación Secundaria Obligatoria deberá ser destinado a actividades relacionadas con la tutoría o a refuerzo de las materias de Lengua Castellana y Literatura, Matemáticas o Inglés, a elección del centro y según las necesidades de los alumnos.
   Esto es un despropósito que ofende a la inteligencia. Para que esto fuera viable, a la tutoría habría que adjudicarle al menos dos horas lectivas semanales, pero las autoridades que lo decretan pretenden que se haga con ninguna, lo que da idea de su ignorancia acerca de la vida y organización de los centros educativos. Esto es como decirles a los jefes de estudios: "Ahí tiene usted el caos, organícelo, pero déjeles un cachito a los tutores". Lo afirmo desde mis más de veinte años como tutor, más tres de jefe de estudios. Sé muy bien de lo que hablo cuando se toca el tema de la tutoría. Unas observaciones antes de terminar:
   1.- ¿No les parece a los responsables de la consejería de educación que dejar una hora de tutoría en los horarios de los alumnos pero no dar la correspondiente lectiva a los tutores es una contradicción flagrante?
   2.- ¿Con qué objeto está ahí puesto eso de que "el profesor tutor percibirá un complemento retributivo por su tarea", con el de que nos pongamos a dar saltos de alegría? ¿De cuánto será, de los insultantes 24 euros por hora que aparecen por algún sitio de las instrucciones del día 4 de julio? A la señora Aguirre, tan defensora de la empresa, le diré que por ahí hay empresas de albañilería, fontanería, electricidad o mecánica del automóvil que están cobrando ya las horas de sus profesionales a 60 euros la unidad, así que... 
   3.- ¿Se pretende crear tensiones entre los departamentos cuando esa hora fantasmal se dedica a inglés, matemáticas o lengua? ¿Cómo se va a organizar eso?

   Una persona que promulga órdenes que demuestran tal desconocimiento del mundo de la enseñanza no puede ser consejera de educación, por lo que desde aquí sugiero que nuestra primera propuesta sea QUE DIMITA DOÑA LUCÍA FIGAR. Lógicamente, en su salida deberían acompañarla sus colaboradores más directos, tales como doña Alicia Delibes, firmante de las ya célebres instrucciones del 4 de julio de 2011.

miércoles, 3 de agosto de 2011

Una página interesante y nueva ofensiva de la cruzada de "El País"

   Hoy me envía un amigo la dirección de una página relacionada con el actual pollo eductivo madrileño. Me parece interesante, así que aquí os dejo el enlace:
   En otro orden de cosas, estamos ya en campaña electoral y parece que "El País", en materia educativa -entre otras mil-, la está haciendo en favor de alguien cuyo apellido empieza por Rubal y acaba por caba (¡me ha salido una aliteración!), ¿sabéis de quién hablo? Me detengo un momento sobre mi surreaslista aliteración involuntaria: ¿qué es lo que nos cava Rubalcaba a los docentes?
   En cuanto al plan de campaña de hoy de "El País", lo que toca es uno de esos lamentables y sesgados artículos firmados por J. A. Aunión, en este caso, sobre la fantasmagoría esa del MIR educativo. Podéis meteros y ver, pero os aviso que resulta bastante indignante. En la primera parte, se dedica sin escatimar medios a dejar por sentado que los profesores españoles no valemos gran cosa, de ahí el lamentable estado actual de nuestra enseñanza. Esta es la burda y vil maniobra que usa siempre este periódico para que no pensemos en los verdaderos culpables: las nefastas LOGSE y LOE, el caos autonómico, el fundamentalismo de los pedagogos, la ignorancia e irresponsabilidad de los políticos y la complicidad de los sindicatos con ellos. Todo lo anterior está al servicio del propósito de la segunda parte: vendernos el supermaravilloso MIR educativo que predica Rubalcaba, usando como comerciales a mercachifles tan aventajados como Mariano Pérez Enguita.