viernes, 29 de octubre de 2010

Eyes wide shut - I

Este artículo se publicó en Mi blog difunto el 16 - II -2009


Hola a todos y disculpas por llevar tanto tiempo sin molestaros con mis bobadas. Alguien a cuyos consejos presto mucha atención me recomendó que entrara en las páginas de Santiago Segurola y así lo he hecho hoy mismo, con lo que he tenido ocasión de leer una ronda de preguntas hechas por sus seguidores a este famoso comentarista deportivo, al que también se le planteaban cuestiones de música o de cine. En una de estas, le preguntaban por Stanley Kubrick y él respondía que sus películas le producían un efecto desigual: mientras que pedía disculpas por decir que 2001, una odisea en el espacio le parecía soporífera, alababa Senderos de gloria y Barry Lyndon, mientras que, acerca de Eyes wide shut, se manifestaba con un poco claro "Se me cae". Kubrick está entre mis directores favoritos y diré que comparto el juicio negativo de Segurola acerca de la adormilante y pretenciosa 2001, pero no estoy de acuerdo con él acerca de Barry Lyndon, que, además de poseer esos defectos, es larguísima. Lo que pasa con los genios como Kubrick es que, hasta en las cosas que hacen mal, nos dejan grandes aciertos, y así, por ejemplo, 2001 fue en su día una película muy innovadora en temas y técnicas y Barry Lyndon tiene la gran virtud del preciosismo en los cuidadísimos y bien elegidos escenarios, gran virtud cuyo abuso redunda en la pesadez que hunde esta película. También es de destacar en Barry Lyndon la extraordinaria banda sonora, pero esto no es nada nuevo en una película de las de la segunda época de Kubrick, en todas las cuales es fabulosa la selección musical. Quiero llamar la atención sobre una cosa en la que coincido plenamente con Segurola: su admiración por Senderos de gloria, que es a mi juicio una película fuera de serie, por su sencillez argumental, su sobria realización, su expresivo blanco y negro y la cruda firmeza con que retrata y denuncia a los militares corruptos de su historia. En 88 minutos se puede hacer una gran película; otra genial película muy breve y en blanco y negro hecha por Kubrick es Atraco perfecto; ambas me parecen imprescindibles.

¿Y qué pasa con Eyes wide shut? A mí, desde luego, no "se me cae", pero antes de entrar en ella quiero hacer algunas precisiones. A Kubrick le gustaba adaptar obras literarias, como se demuestra por el hecho de que, al menos y que yo sepa, lo sean Barry Lyndon, 2001, Lolita, La naranja mecánica, El resplandor y la propia Eyes wide shut. La obra en la que se basa esta película es la novela breve titulada Relato soñado, de Arthur Schnitzler (1862 - 1931), un prestigioso escritor vienés que la escribió en 1926. Schnitzler fue muy admirado por Sigmund Freud y, entre las características que se atribuyen a su obra están el interés por el erotismo y la muerte, la profundización psicológica y la presentación del instinto sexual como un poderoso motor de los actos humanos. Documentándome, he descubierto que una de sus obras teatrales, La ronda, resultó escandalosa en su época por su atrevimiento sexual y que esta obra fue llevada al cine en 1950 con el título de La ronde por Max Ophüls. Recordaba haber visto esta película; a la memoria me venía una melancólica historia de historias amorosas encadenadas. Si buscan en Internet, encontrarán lo que yo he encontrado: un fascinante vídeo del comienzo de la película, una escena en la que un elegante caballero de aire mundano y un tanto perverso, divaga en torno al amor, sale de paseo y se encuentra con una bellísima y jovencísima Simone Signoret... Ahí terminan los sugestivos cuatro minutos del vídeo, y sí, esa era la película que yo había visto. Del amor, de la muerte, de los anhelos, de la atracción sexual, de sutiles pasiones humanas... de eso tratan las obras de Schnitzler, de eso trata Eyes wide shut. Veámoslo en el siguiente artículo.

Eyes wide shut - II

Este artículo se publicó en Mi blog difunto el 16 - II -09

Lea usted la parte I, que está un poquito más arriba, ande, no sea perezoso. ¿La ha leído ya? Bien, pues ya puede comenzar con la II. Eyes wide shut es una película con muchas conchas. Empiezan con lo externo a su propio contenido: que si el matrimonio Cruise - Kidman que no tardaría en separarse, que si la muerte de Kubrick, que si su testamento cinematográfico, que si el título... ¿Qué significa Eyes wide shut? La expresión debió de parecer tan particular que los productores no la tradujeron al español. Hubo muchas especulaciones y propuestas, pero yo siempre he creído que este título tenía que ver con la expresión inglesa "wide open", que significa "abierto de par en par". Con arreglo a esto, la inexistente "wide shut" sería un juego de palabras que significaría "cerrado del todo", "cerrado a cal y canto", y, Eyes wide shut vendria a ser "Ojos completamente cerrados" o algo así. ¿Ojos que no ven o que se niegan a ver? No sé, y es que una de las virtudes de esta película es que es muy ambigua y abierta interpretaciones. Conviene volver a Schnitzler y su Relato soñado. En líneas generales, Kubrick es bastante fiel a su modelo: Fridolin, el médico protagonista de la novela, tiene, como el médico que encarna Cruise, una experiencia por la cara oculta e inquietante de la vida, y atraviesa, salvando las diferencias de época, situaciones casi iguales.

En su película, Kubrick maneja los mismos elementos que Schnitzler: el erotismo, la muerte, la profundización psicológica, la fuerza imparable del instinto sexual... Los despliega sobre el fondo de un bache matrimonial, de la confesión inesperada de una esposa irritada, de las cosas impensables que descubre el modoso doctorcito en sus andanzas, de las que ve sorprendido que van saliendo de sí mismo. Y todas esas cosas inquietan, inquietan y mucho. La gracia de la película no está tanto en el tremendismo de algunas de sus escenas o en la perversión de bastantes de sus personajes como en la inquietud que despiertan, primero, en el cada vez más superado Cruise, que empieza jugando y acaba llorando; segundo, en el espectador, que inevitablemente se verá reflejado en él o en su confiada familia. Hay un mundo de placeres y pasiones oscuras e imposibles de controlar que nos atraen con fuerza; es un mundo al mismo tiempo erizado de peligros insospechados con el que puede resultar letal relacioanrse. Y lo peor es que ese mundo oscuro está ahí al lado, en la misma calle de la luminosa consulta, que, al oscurecer, se convierte en el escenario por el que corren adolescentes pervertidas, padres que las explotan, bacanales tan refinadas como mortíferas, bellas prostitutas seductoras... y sujetos que nos persiguen amenazadores. Pero no, no es eso lo peor, lo peor es que eso está en nuestros sueños, somos nosotros mismos los que no necesitamos mucho para bajar ahí sin que nadie nos arrastre, somos nosotros mismos los que lo deseamos.

Inquietante, así es esta película, esa es su principal virtud. Es una película que escarba, como decía con gran perspicacia alguien que conozco. Al protagonista se le rompen los esquemas cuando su mujer le cuenta sus sueños obscenos; la inquietud le hace perder el control. ¿Cuántos espectadores se habrán preguntado si su mujercita tendría unos sueños parecidos? Inquietante. En su inquietud, ese protagonista se vuelve otro, se hace sensible a las tentaciones de admiradoras secretas, prostitutas, orgías... Inquietante. ¿Cuántas espectadoras se habrán preguntado si su maridito sería capaz de meterse en esos pasos? Inquietante. La bella y modélica pareja descubre un buen día que esos demonios están ahí y se han alzado muy amenazantes a su alrededor. Escaldado como gato después de meterse en juegos con ellos, el esposo no ha encontrado más defensa que derrumbarse llorando en el regazo de su mujer como un niño asustado y arrepentido que pide perdón. ¿Qué pueden hacer entonces, cuál es la fórmula para protegerse de tan tremendo ataque, para salvar su mundo? Quizás solo exista una: volver a cerrar con fuerza los ojos, cerrarlos a cal y canto, convertirlos en esos Eyes wide shut del título, no asomarse a ver el infierno. ¿Que por la calle tenebrosa te pasan rozando tremendos demonios? Volvamos la cara, ignorémoslos, vayámonos a comprar los regalitos de la luminosa Navidad. De este modo, la respuesta final de la esposa, en apariencia absurda, trivial y hasta grosera, es la más adecuada, la verdadera solución a sus problemas. Y si se interpreta así, esta película no "se cae", sino que es una gran obra que cierra muy apropiadamente la filmografía de un gran director.

miércoles, 27 de octubre de 2010

¿Y quién es Isak Andic? ¿Y qué es el IEF?

   A este guachimán le parece que la crisis tiene siquiera una ventaja: cada día nos depara una nueva lección acerca de la condición humana, nada proclive a la piedad cuando las cosas vienen mal dadas. Cuando el justo y modélico gobierno del señor Zapatero decidió rebajar el sueldo a los funcionarios un 5%, se produjo una fuerte oleada de aprobación procedente de diversos sectores, que (sin pararse a considerar si la medida era justa o no) estallaron en una amplia gama de reacciones, las cuales iban desde el aplauso furibundo hasta la petición de nuestras cabezas. Desde un fantoche llamado Salvador Sostres hasta el periódico El Mundo o la propia Esperanza Aguirre se manifestaron en ese sentido, y es que hay quienes llevan su credo ultraliberal hasta el odio encarnizado a todo lo que lleve el apellido "público".  
   Entre las más groseras de esas críticas, como pude ver en foros y periódicos, se produjo un no despreciable número procedente de personas que se identificaban como empresarios autónomos. Muchos de ellos, a menudo en términos nada reproducibles, sostenían literalmente que había que echar a todos los funcionarios a la calle, ya que eran una sangría para las arcas públicas. Teniendo en cuenta que el fraude fiscal registra uno de sus mayores capítulos en lo que estos sectores de autónomos y pequeñas empresas dejan de aportar al IVA,  no cabe duda de que las posturas de estos personajes, que eran casi siempre anónimos, aparte de agresivas, insolidarias e  injustas, resultaban extremadamente cínicas, más aún si se tiene en cuenta que, por aquellos días, reclamaban y creo que consiguieron ciertas descargas económicas. Es curioso: a la hora de repartir descargas económicas, a los asalariados, que somos los que más aportamos a las arcas públicas, nunca nos llegan.
   Lo que parece claro es que la crisis ha sacado de la sombra a los enemigos que tenemos los funcionarios, muchos de los cuales se sitúan entre los llamados emprendedores, así que no es extraño que, hoy, el señor Isak Andic, presidente de Mango, se haya despachado hablando de lo que no sabe y solicitando para los funcionarios una inestabilidad laboral al parecer muy querida por sectores empresariales pero a la vez muy desaconsejada por razones de buena administración de lo público. 
¿Quién es Isak Andic? Es, ya lo he dicho, el presidente de Mango y la segunda mayor fortuna de España, con una vaoración de unos 3.534 millones de euros, y eso, al parecer tirando por lo bajo. Nótese, pues, que él solito tiene más de la mitad de lo que el gobierno esperaba ahorrarse con la bajada del sueldo de los funcionarios. Empezó muy jovencito, vendiendo allá por 1973 camisetas a 900 pesetas de las de entonces, que no eran pocas. Ese precio era el doble de lo que a él le habían costado, y hay que reconocer que el jovencito ha seguido en la línea, porque en la actualidad tiene diez SICAVs (ya sabemos lo injusto que es este procedimiento de tributación) que canalizan un patrimonio de 570'6 millones de euros. Es además el presidente del Instituto de Empresa Familiar (IEF) plataforma desde la cual lanzó su funcionarial propuesta. ¿Y qué es el IEF? Pues es al parecer una organización filantrópica que agrupa a 120 de las más importantes empresas del país. Y puede que esté aquí la clave de por qué al señor Andic le dio por meterse en harina con los funcionarios, veréis. Otras de sus propuestas como máximo representante del IEF son las siguientes: exención fiscal para la inversión de beneficios, ampliación de la edad de jubiliación, cálculo de la pensión sobre la vida laboral completa, ayudas fiscales por la contratación a jóvenes mediante una exención a la cotización a la seguridad social durante dos años, bajada del tipo del impuesto de sociedades... y, al mismo tiempo, que el gobierno ajuste al máximo sus gatos para reducir el déficit.
¿Veis qué sencillo? Lo que quiere el educado señor Andic es exatamente lo mismo que vienen pidiendo desde hace tiempo las patronales y lo que reclamaban los energúmenos que aullaban en los foros: que se saquen pelas de los lomos de los trabajadores, de sus puestos de trabajo, de sus sueldos, de sus pensiones... para transformarlas en ayudas a los empresarios. Y entre esos trabajadores, por supuesto, estamos los funcionarios y no nos íbamos a escapar. No hay nada personal, es solo una cuestión de pasta. Las crisis, ya os lo decía, sacan a flote lo peorcito de la condición humana, y esta de ahora, al paso que vamos, va a acabar resucitando al espectro aquel de la lucha de clases.

viernes, 22 de octubre de 2010

Lope

Ahora que se acerca el fin de semana, si tenéis pensado ir al cine, os sugiero que vayáis a ver Lope, la película basada en los años de juventud de Lope de Vega. Es una buena película, interesante, entretenida y bien elaborada.
Desde hace algunos años, cada vez que veía alguna de esas películas inglesas en las que los británicos nos muestran su maestría en la recreación de épocas pasadas, lo que aprecian sus episodios y personajes históricos y el buen partido cinematográfico que saben sacar de ellos, pensaba con bastante envidia que nosotros también teníamos un buen filón para esto, que de nuestra historia o de las biografías de bastantes de nuestros genios literarios podíamos sacar un no despreciable manojo de películas en esa línea. Y cada vez que pensaba esto, uno de los nombres que acudían a mi cabeza era precisamente el de Lope de Vega, cuya existencia fue tan apasionante, azarosa y novelesca como las de los personajes de sus comedias, o, a decir de muchos, bastante más. Por eso, me alegré cuando me enteré de que se estaba haciendo esta película, en la que se demuestra la veracidad de lo que acabo de decir acerca del genial dramaturgo, y eso, repito, que abarca solo una parte limitada de su biografía, la de sus comienzos en el mundo teatral y sus amores con Elena Osorio e Isabel de Urbina.
Aparte de una interesante trama, la película tiene otras dos virtudes: la ambientación de época y las interpretaciones. En lo referido a la primera, refleja muy bien aquella mezcla de miseria y maravilla que debió de ser el nacimiento de nuestro grandioso teatro del siglo XVII, que es hijo de las acertadas y audaces innovaciones de Lope de Vega, miseria, maravilla y grandeza que también andaban enlazadas en la vida del Madrid de la época, una ciudad que era por lo visto tan brillante y vital como hedionda. En cuanto a las actuaciones, todos los actores me parecen muy ajustados en la interpretación de sus personajes, lo cual no extraña si se mira la cartelera y se ve que están ahí algunos de los mejores nombres de nuestro actual elenco, pero quiero llamaros la atención sobre Alberto Amman, el protagonista, que ya me pareció muy bien en Celda 211 (de hecho, lo poquito que se puede salvar de esa supervalorada película son las interpretaciones, sobre todo la suya, la de Tosar y la de Resines) y que en esta demuestra que, a pesar de su poca experiencia, tiene una capacidad interpretativa de la que podemos esperar fenomenales tardes de cine.

domingo, 17 de octubre de 2010

¿Se ha convertido Arnaldo Otegui en un cero a la izquierda (abertzale, por supuesto)?

Hoy ha salido en El País una entrevista con el encarcelado líder batasuno Arnaldo Otegui, aunque tampoco está nada claro esto del liderzago, porque lo primero que se le pregunta es si habla a título personal o de dirigente abertzale y responde con un galimatías que no hay quien se aclare. Lo que si queda claro son otras cosas: la servil cautela con que habla de ETA (buen síntoma son las preguntas a las que no responde: sobre condenas a atentados, sobre Josu Ternera...), que hace muy dudosa esa desvinculación de la que nos quiere convencer; las atenuaciones que pone al referirse a realidades como el abandono de las armas (parece desprenderse que para él deben abandonarlas tanto ETA como las fuerzas policiales) y la persistencia en sus planteamientos radicales: llama presos políticos vascos a los presos de ETA o habla de un "proceso democrático hacia la solución definitiva" y todos sabemos que lo que él entiende por proceso democrático y por solución definitiva son eufemismos que nominalizan inviables delirios de radicales. En estas condiciones, lo que uno concluye de esta entrevista es lo siguiente: que la imagen de buen chico que quiere dar Otegui no es para nada creíble, que la cárcel le ha atemperado mucho los ánimos (como a un buen puñado de correligionarios suyos) y que esa misma cárcel lo ha convertido en un don nadie en su partido. 
Cabría entonces preguntarse por qué un periódico como El País dedica tres páginas a entrevistar a nadie. Este modesto guachimán opina como otros muchos que el asunto viene ya de lejos, sospecha que empecé a confiaros en aquel articulillo que titulé ¿Una ofensiva gran escala del nacionalismo vasco? Hablaba allí de que parecía que ciertos movimientos que se estaban produciendo en el entorno del nacionalismo vasco, desde el pacto presupuestario del PNV hasta el último comunicado de ETA, estaban destinados a fortalecer al nacionalismo en su conjunto y que uno de los frutos inmediatos perseguidos era conseguir que Batasuna pudiese presentarse a las cercanas elecciones municipales. Prudente como soy, no quise expresar entonces en voz alta mi temor de que la operación no se quedaba ahí, sino que era de mayor aliento y alcanzaba a otro beneficiario, José Luis Rodríguez Zapatero, quien estaría de nuevo acariciando la idea de reconstituir su decaída imagen apuntándose un tanto en la lucha antiterrorista. Poco después, salieron las declaraciones de Jesús Eguiguren (a quien, por cierto, Otegui llama amistosamente Jesús en la entrevista) pidiendo la legalización de Batasuna y, más tarde, la consumación del pacto presupuestario PSOE-PNV y el nuevo romance entre ambas formaciones, aun al altísimo precio (aunque tal vez no para Zapatero) de dejar en muy mal lugar al PSE, a Patxi López y al actual gobierno vasco. Y ahora, esta entrevista. ¿Estará ahí el sentido de que se entreviste a nadie?

viernes, 15 de octubre de 2010

ME COMUNICAN POR AQUÍ número 4 (15 de octubre de 2010)

En el día de la fecha, me comunican por aquí los siguientes asuntos:

1.- ¿Alguien se ha enterado de que le han dado el premio Nobel a Vargas Llosa? A mí acaban de decírmelo hoy, y me alegro mucho, porque Mario Vargas Llosa es un gran escritor y un gran intelectual. Personalmente, yo le admiro también por sus posturas éticas, reflejadas en sus libros, en sus artículos y en actos como aquella incursión suya en la política, frente a adversarios tan edificantes como el corrupto Alan García o el superultracorrupto Fujimori. Mis felicitaciones a Vargas Llosa, me figuro que estaría hecho un manojo de nervios esperándolas. He oído decir que en los foros había quienes arremetían contra él de forma furibunda llamándole fascista y un sinfín de lindezas, hay cosas que no entenderé nunca.

2.- Pues a Javier Cercas también le han dado un premio.- Sí, sí, el Nacional de Narrativa por Anatomía de un instante, su extraordinario libro sobre el 23-F. Lo mismo que con Vargas Llosa, no se puede esperar que todo el mundo esté de acuerdo y contento, pero me parece que decir, como han dicho algunos, que el libro es malo o aburrido solo se sostiene por aquello de que de gustibus non est disputandum. El libro es fenomenal; que haya otros que también hubieran merecido el premio no lo voy a discutir, pero al final en estas cosas solo gana uno. Cuestión distinta es lo que comentan algunos: que los premios literarios en España, los importantes y muchísimos que no lo son, ya están dados de antemano y son una farsa. Esto es verdad y es una vergüenza sobre la que a lo mejor hablo algún día, pero me temo que no afecta al premio dado a Cercas. Le felicito también, otro que andaba con insomnio porque no le llegaba mi felicitación.

3.- El rostro de Bibi Aisha.- No me refiero al que indignó al mundo desde la revista Time y que mostré aquí el pasado 3 de agosto en la entrada Justicia divina, sino al actual, alegre, bellísimo y reconstruido por los progresos de la medicina. Aquí lo tenéis:


   Ni que decir tiene que me cuento entre los que se alegran infinitamente por este cambio. Acerca de lo que significa y simboliza la historia de Bibi Aisha con respecto a Afganistán y esos energúmenos de los talibanes, no creo que necesitéis las hondas reflexiones de este ignorante guachimán.

4.- ¡A celebrar la victoria! .- Este es un hecho verídico que le ha acontecido hoy mismo al guachimán, como quien dice, un rialiti chou de esos. Estaba yo en la cola del supermercado, cuando, de repente, se me han puesto detrás un grupito de seis o siete niñas que venían aún con el uniforme del equipo de fútbol al que pertenecen (no diré cuál por no dañar su imagen). Venían aún derrengadas y sudorosas me figuro que del entrenamiento e iban cargadas con la compra que habían adquirido: varias botellas de refrescos de dos litros, una de ron, otra de ginebra y otra de vodka. De cinco a siete deporte y después... Estos chicos de hoy en día son de auténtico pendulazo. Otra cosa: yo no hubiera asegurado que esas niñas tenían más de 16 años.

Y no habiendo más asuntos que comunicar, se cierra el ME COMUNICAN POR AQUÍ número cuatro en Madrid a quince de octubre de 2010, día de santa Teresa de Jesús, altísimo exponente de nuestra literatura, de la mística y de las apasionantes reformas religiosas de la España del siglo XVI.

domingo, 10 de octubre de 2010

Enterrado

   Esta película con guión de Chris Sparling y dirigida por Rodrigo Cortés venía precedida por una fuente campaña de publicidad y elogios: que si había obtenido una muy buena acogida en el festival de Sundance, que si era el mayor estreno de una película española en la historia del cine... Luego, a la hora de verla, lo que me encontré os lo reflejaré en tres anécdotas:
   -A los 20 minutos, mi mujer ya me estaba diciendo que se largaba porque aquello era una porquería.
   -Cuando aún no habíamos llegado a mitad de la película, notaba que... ¡me estaba durmiendo!, cosa que juro que JAMÁS me ha pasado ante una pantalla.
   -Nada más terminar la película, alguien en la sala dijo con voz grave y bien audible: JO-DER, sintetizando en una sola palabra y con gran sentido crítico el estupor que pesaba en la atmósfera.
   ¿Este era el gran estreno? ¿Esta era la emocionante película que los medios y algunos críticos nos han estado vendiendo? Van a acabar consiguiendo que no crea en ellos ni lo poco que creo ahora. Se decían maravillas de la tensión de esta película, del valeroso reto que suponía abordar una historia con un solo personaje metido en un escenario como un ataúd... No negaré lo de la tensión, pero, en lo referido a la historia, hace agua lamentablemente: el protagonista y los personajes con los que se comunica se la pasan haciendo y diciendo las cosas más disparatadas, y hay alguna que otra escena que, o no viene en absoluto a cuento, o es absurda o las dos cosas. Resultado: una historia muy floja e insostenible. Os lo digo de corazón: buscaos otro plan para pasar la tarde.

sábado, 9 de octubre de 2010

Tramas ridículas

Este artículo se publicó en mi blog difunto el 23 – XII - 08

Acabo de leer un artículo sobre las que alguien por ahí ha declarado las tramas cinematográficas más ridículas de 2008 y en la lista figuran -y además, bien situadas- dos películas que he visto: El caballero oscuro y Sexo en Nueva York. Aplaudo hasta echar humo por las palmas de las manos ambas nominaciones. De la de Batman puedo decir que es una de las películas con más carga de violencia y sadismo que he visto en mi vida, lo cual ya es decir, porque uno ha visto mucho cine. Y, en su mayor parte, esa violencia, ese sadismo y ese mal gusto se alcanzan retorciendo el guión hasta una inverosimilitud, una insensatez y una incoherencia de óscar al ridículo más bochornoso. ¿No es ridículo el modo en que uno de los personajes acaba con media cara quemada? ¿No es ridícula la escena en la que el Joker sale del hospital disfrazado de enfermera mientras lo destruyen una serie de bombas que nadie puede explicarse cómo ha puesto? ¿Y la persecución con los camioncitos? ¡Para despedir por asnos ineptos a todos los policías de la ciudad! Parece que alguien ha querido hacer una pretenciosa parábola sobre el mal y ha salido este churro infumable. Pero vean lo peor: ha batido récords de taquilla, es decir, que la han visto muchísimas personas, muchísimos niños. El día que yo la vi, a la salida nos encontramos con unos amigos que iban con sus hijas. Los adultos comentábamos aterrados la orgía de violencia; las niñas estaban encantadas con el espectáculo y para nada impresionadas. Eso mismo me sucedió con otros amigos con hijos entre once y quince años. Deberíamos empezar a tomarnos esto más en serio.

Unas líneas para Sexo en Nueva York, película que bien podría haberse titulado ¡A ver quién es más "fashion"! Con todos mis respetos, es una memez como un piano, un anuncio de productos de marcas caras de casi dos horas, una auténtica glorificación del lujo. ¿Y qué nos dice al final? Que una boda boda, lo que se dice una boda, hay que celebrarla en el Burger King y con muuuuuuuuucho amor. ¿En qué quedamos, oiga? ¿Cuál es la esencia del amor: las limusinas, los pisancanos en la Quinta Avenida y los zapatos de 500 dólares o el ketchup marca Día? ¡A otro perro con ese hueso!

NOTA: algo más de un año después de escribir este artículo, se estrenó Sexo en Nueva York II. Le pregunté a un amigo mío que la había visto qué tal era y me dijo: “Comparada con esta, la uno es una obra maestra”. ¡Siempre hay margen para empeorar!

Reformas en la garita

La garita del guachimán, deseosa siempre de prestar el mejor servicio a sus usuarios, ha llevado a cabo las siguientes reformas:
-Listado de enlaces de blogs amigos, situado en la parte derecha de la página.
-Listado de etiquetas, que permite consultar artículos antiguos según sus temas. Está situado también a la derecha. Los temas o etiquetas son los siguientes: Cine, Circo autonómico, Cultura y comunicación, Educación, Función pública y sindicatos, Internacional, Literatura, Me comunican por aquí, Política y Sociedad.
La garita del guachiman comunica que, con el fin de recuperarlos para el archivo, irá reeditando poco a poco algunos artículos de los que fueron publicados en la edición difunta (snif) del blog, especialmente, de las etiquetas de Cine y Literatura. Dichos artículos irán debidamente identificados como recuperados.
La garita del guachimán invita a sus clientes a disfrutar de los nuevos servicios y pide disculpas por las molestias.

viernes, 8 de octubre de 2010

El ballet de las palabras

   Hoy me ha llegado noticia de la aparición de un nuevo blog. Se llama El ballet de las palabras y su autora, Patriciapv (ese es su nombre de bloguera) es amiga mía. Se trata de un blog dedicado al mundo de la lengua y la literatura y su primer artículo, para no dejar dudas, es un repaso bastante completo a la figura de Cervantes. El blog nace con una clara intención de resultar útil a quienes estén interesados en los campos en que se centra, especialmente, a los profesores, pues incluye enlaces de diversa índole: conjugación verbal, una completísima antología poética, una guía de concursos literarios, un archivo de exámenes de selectividad... Si queréis visitarlo (cosa que os recomiendo), tenéis enlace en la columna de la derecha.
   Te felicito, Patricia, el blog me ha gustado mucho. Ya tienes tu primer seguidor.

sábado, 2 de octubre de 2010

Where have all the flowers gone?

   Supongo que muchos de vosotros conoceréis esta vieja canción. Para los que sí y los que no, aquí tenéis un enlace. Veréis que hay versiones de Pete Seeger, Joan Baez, Marlene Dietrich o Peter, Paul & Mary, pero The Kingston Trio son los intérpretes más clásicos de esta canción; he elegido además esta versión porque era la que mejor sonaba.
   ¿Dónde se han ido todas las flores? El motivo de que os ponga una entrada con este título es que hoy viene en la prensa la noticia del fallecimiento de José Ángel Ezcurra, quien fue el director de la revista Triunfo hasta su desaparición en 1982. El propio Ezcurra se lamentaba de la paradoja de que una publicación como Triunfo, que tanto hizo por traer la democracia y tanta importancia tuvo en el debate ideológico del progresismo y de la izquierda en España, tuviera que desaparecer solo unos meses antes de que esa izquierda alcanzara el poder en unas elecciones democráticas y por mayoría absoluta. Ezcurra, Triunfo, las grandes figuras que colaboraron en esta revista, el debate ideológico del progresismo, de la izquierda o el debate ideológico a secas... where have all the flowers gone?